Consejos para crear tu propio eBook de calidad

Compartir los conocimientos que uno tiene sobre un determinado campo puede suponer un nuevo mecanismo de conseguir nuevos ingresos. En este sentido, la publicación de libros puede ser lo primero que se nos venga a la mente. El problema está en que es complicado conseguir que nuestro libro se vea publicado y puesto a la venta en las librerías. Por suerte, con la llegada de la era digital, es posible publicar nuestros propios eBooks de forma sencilla y sin la necesidad de tener que invertir mucho dinero. Sin ir más lejos, al seguir este ejemplo de crear un eBook os podréis dar cuenta de lo fácil que puede resultar.

Una cosa hay que dejar bien clara, crear un libro electrónico no se hace de un día para otro, sino que es necesario dedicarle tiempo para que el contenido sea atractivo para los usuarios. Por este motivo, hoy queremos mostraros algunas características fundamentales para diseñar un buen eBook gratuito o de pago.

Crear una estructura lógica y navegable

A la hora de plantear el contenido del libro, este debería contar con varias partes que lleven un orden lógico, posibilitando la lectura lineal del libro, así como la posibilidad de avanzar, retroceder o saltar a puntos concretos. Hay que tener presente, que todo eBook debe estar formado como mínimo por la portada, la página del título, el cuerpo del texto y las tablas de contenido. Puede haber otras secciones como el prólogo o bibliografía.

Si hay notas al final, hay que darle la opción al lector de avanzar hacia ellas con un clic, teniendo también la posibilidad de volver a su ubicación anterior de igual forma. Estas notas deben estar colocadas en la parte final de cada página para que no influya en la lectura.

También te puede interesar:
Universitarios de España se agregan a la huelga

Correcta utilización de los estilos

Para conseguir un resultado de calidad, es necesario trabajar con estilos para definir el tamaño de la fuente utilizada, la alineación del texto, el sangrado de los párrafos o el estilo de los títulos. Estos estilos es importante que sean consistentes a lo largo de todo el libro, evitando crear nuevos estilos para no liar al lector.

Lo que se busca con esto es conseguir que el usuario pueda distinguir visualmente las diferentes jerarquías dentro de la estructura del libro.

Dos tipos de índice

Todo libro electrónico que se diseñe, necesita contar con dos tipos de índices de contenido. Por un lado, nos encontramos la página dentro del libro dedicada al índice y un documento de navegación, que dependiendo del estándar que utilicemos para el diseño, se creará de una forma u otra. Por ejemplo, en el caso de EPUB2, correspondería al archivo toc.ncx, mientras que en PUB3 sería un archivo XHTML que se construye como una lista ordenada.

Realizar un uso adecuado de los espacios y párrafos

Es recomendable dedicar tiempo a revisar que cada párrafo lleve el estilo correcto y que forme parte de un todo. Aunque parece obvio, hay casos en el que los índices, en vez de tener forma de lista, lucen como un párrafo normal al no haberle dado los estilos adecuados. Un pequeño error puede suponer que la maquetación del eBook no sea la adecuada.

No olvidarse de los metadatos

Esta información no forma parte del cuerpo del libro pero es la información que es leída por los buscadores y los dispositivos de lectura electrónica. Acertar con esta información nos puede ayudar a mejorar la promoción de nuestro libro, ya que nos ayudará a mejorar el posicionamiento online del mismo.

Así que ya sabéis, si estáis pensando en crear vuestro propio eBook, estos consejos os pueden venir muy bien para ello. ¿A qué esperáis para ponerlo en práctica?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here