Consejos para ayudar a tu hijo a elegir sus estudios superiores

estudios superiores

Con el inicio de un año nuevo, es habitual que los estudiantes empiecen a pensar en sus planes de futuro y decidir hacia donde enfocar sus estudios superiores. Estos meses suelen ser de mucha incertidumbre, ya que a las dudas de acertar con la elección, hay que sumarle el tener que seguir haciendo frente a las tareas y exámenes del curso. En esta decisión, todo el entorno familiar tendrá gran importancia, de ahí que sea clave acertar con los consejos que se le pueda dar.

4 consejos para una elección académica acertada

  1. Definir sus prioridades: Las tres preguntas básicas han de ser: ¿qué quiero?, ¿qué se me da bien?, ¿qué puedo hacer? Una vez definidas, estas respuestas pueden ofrecer las primeras pistas hacia donde enfocar su carrera. Entender qué campo es el que dominamos, o en el que nos sentimos más cómodos, puede ser útil para reducir nuestro número de opciones.
  2. Mayor formación, mayor empleabilidad: Las estadísticas señalan que los universitarios aún son el rango de población con mayor empleabilidad. Según datos de la OCDE de 2018, el 81,6% de la población entre 25 y 64 años con formación universitaria española tenía empleo, frente al 69,5% del conjunto de la población.
  3. Escucha activa: Como señalaba Paqui Molinero, la escucha activa juega un papel fundamental en esta labor de asesoramiento de la familia y la comunidad educativa. Conocer las dudas del alumnado, nos permitirá guiarlos en el proceso de hallar las respuestas que ellos mismos necesitan.  Pero, sobre todo, nos permitirá mantener a raya miedos e inquietudes que les impiden avanzar en este camino de autoconocimiento.
  4. Asesoramiento e impulso: Invitarles a asumir este periodo como una investigación puede ser el impulso que necesitan. Que se entrevisten con algún profesional con el que comparten vocación, que soliciten asesoramiento por parte del colegio y que analicen las propuestas de las universidades a las que quieren asistir. El grupo Brains International Schools, por ejemplo, realiza este asesoramiento a través de la figura del College Councellor, una orientadora para estudios universitarios que además es miembro del International Association for College Admission Counseling.  El College Councellor traza un plan personal para el alumno a partir de 3º de la ESO, organiza reuniones informativas para padres y alumnos con diferentes universidades y cierra citas individuales con aquellas que son del interés del alumno para que pueda elegir la opción de Bachillerato con criterio y conocimiento de las carreras a las que podría optar, dependiendo de la modalidad de Bachillerato elegido. Esta tarea se refuerza y complementa con la labor que realizan los psicólogos del departamento de orientación, que en 4º de ESO cierran la etapa con una entrevista conjunta familias-alumnos para exponer el informe del Consejo Orientador.
También te puede interesar:
Activistas contra el acoso, el nuevo concurso escolar de la ONCE

En definitiva, es fundamental que identifiquen los recursos que tienen a su disposición, que los utilicen y que asuman este proceso con responsabilidad y tranquilidad para poder organizar sus ideas y tomar sus propias decisiones.

¿Qué puertas abre cada modalidad de bachillerato?

El primer paso es elegir la modalidad de Bachillerato. Es muy importante elegir una modalidad que vaya en consonancia con las habilidades, personalidad y aspiraciones del alumnado. Tradicionalmente, han existido tres modalidades de Bachillerato que comparten asignaturas troncales como Lengua y Literatura, Inglés o Historia, que se complementan con las asignaturas de modalidad:

  • Bachillerato de Ciencias y Tecnológico: para alumnos apasionados por las nuevas tecnologías, interesados en campos como la informática o la programación, pero también para quienes busquen una carrera en el ámbito sanitario, científico o de la investigación.
  • Bachillerato de Ciencias Sociales y Humanidades: esta opción es para alumnos que estén interesados en campos relacionados con la sociedad y el comportamiento humano, desde Economía o Psicología a las distintas Filologías o la Educación.
  • Bachillerato de Artes: para quienes quieren aproximarse al mundo del arte, en cualquiera de sus vertientes y modalidades, tanto desde una perspectiva práctica como teórica.

Aunque quizá una de las opciones más interesantes y cada vez más demandadas en España sea el programa del Diploma del Bachillerato Internacional, una modalidad que permite acceder a universidades de todo el mundo y ofrece una metodología diferente al plan educativo tradicional en España. El programa dura también dos años y consiste en 6 asignaturas escogidas entre un amplio rango de disciplinas con combinaciones en inglés y español, y también en un tercer idioma.

Además de abrir las puertas a aquellos alumnos que quieran continuar su formación académica en universidades en el extranjero, el programa del Diploma del Bachillerato Internacional es también altamente recomendable para alumnos que deseen seguir formándose en España, gracias a una innovadora metodología que centra sus esfuerzos en el desarrollo de aptitudes, sin duda muy importantes para el alumno en su futura vida académica y profesional. Así pues, los estudiantes tendrán que desarrollar sus propias investigaciones en el currículum académico, hacer un análisis crítico a través de la reflexión de las diferentes formas de conocimiento y participar de actividades y proyectos fuera del aula. 

Ir arriba