AIDA, unidad pionera para diagnosticar y reparar los niños víctimas de abusos sexuales

La Fundació Concepció Juvanteny presentó, hace unos días, su nueva unidad para combatir los abusos sexuales, diagnóstico y reparación de las víctimas y las familias AIDA (Abordaje Integral del Abuso). Se trata de un servicio que espera dar respuesta a una realidad en la que 1 de cada 5 niños sufre abusos sexuales infantil antes de los 17 años. De todos estos, el 60% nunca recibirá ningún tipo de ayuda, y el 90% no dirán nada hasta la edad adulta.

“La unidad AIDA introduce un nuevo modelo de intervención basado en la reparación y no en el tratamiento de las víctimas. El abuso no es una enfermedad, es una agresión a la parte más íntima de la persona, a su alma, y esta no se trata, se repara”, explica Montserrat Juvanteny, impulsora y directora del proyecto AIDA. ”Las víctimas de abuso se sienten culpables de su sufrimiento, por vergüenza o por miedo, y no revelan hasta mucho tiempo después el mal que han sufrido. Nuestro objetivo es romper este tabú. Somos conscientes de que el abuso encarcela el futuro de las víctimas, y trabajemos para ser la clave de su libertad.”

AIDA trata las situaciones de abuso de forma pionera. En primer lugar, empodera los niños para que identifiquen, rechacen y hagan públicas posibles situaciones de abuso. El abordaje de la reparación se hace desde la familia, que supone el núcleo central de la problemática y de su reparación. Se busca que el proceso sea breve para favorecer el restablecimiento del equilibrio funcional y emocional del sistema, y se complementa con cobertura y asesoramiento jurídico para evitar la revictimización.

Los abusos infantiles, una realidad que hay que combatir de forma integral

Entre un 70 y un 80% de los abusos sexuales infantiles suceden en el ámbito intrafamiliar. Se producen en la familia nuclear de los niños, su unidad de convivencia diaria, un entorno que tendría que ser protector y que, en estos casos, se convierte en abusador.

También te puede interesar:
Sharenting: el peligro de exponer la imagen de los hijos en la red

Estas situaciones de abuso, de las cuales solo se verbaliza un 20%, provocan disfunciones y sufrimientos a la totalidad de la familia. Las víctimas que se detectan reciben tratamiento y atención, pero los otros miembros de la familia quedan desamparados. AIDA no únicamente ayudará las víctimas, sino que tratará y reparará a todos los miembros de la familia para prevenir abusos futuros.

AIDA cuenta con terapeutas familiares, psicólogos, trabajadoras sociales y profesionales del ámbito sanitario preparados para atender las víctimas de abuso de forma personalizada. También se dispone de juristas especializados, que permiten reducir el número sesiones en las que las víctimas tienen que declarar y rememorar acontecimientos traumáticos. El objetivo conjunto es ofrecer un abordaje integral del abuso

Todos trabajan de manera conjunta y coordinada tanto con la víctima como con la familia, para asegurar un abordaje integral de la situación de abuso y una reparación adecuada.

AIDA nace de la experiencia de la Fundación Concepció Juvanteny

AIDA formará parte de los Servicios que ofrece la Fundación Concepció Juvanteny, creada en 2000 para defender los Derechos de los Niños. La Fundación ha estado responsable de la gestión Unidad de pediatría social para el diagnóstico del abuso sexual del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona entre 2002 y 2021, periodo durante el que se atendieron más 700 niños y adolescentes víctimas de abuso.

Ir arriba