(Dedicado a Violeta, de Fene)

En la ría,

como un puente,

brilla el arco,

refulgente,

por el sol

que apareció de repente,

mientras aún la tormenta

se presiente

y densos nubarrones

amenazan por poniente…

¡Arco iris atrapado

por el ojo de mi lente!

¡Cuántos recuerdos

guardados para siempre,

como mi ventana,

aunque yo esté ausente!

José García Velázquez.

Segovia 6 de marzo de 2008

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here