El poeta cordobés Juan Carlas Morales Rodríguez es el autor del poemario para niños “Andalucía” en el que narra en verso la historia y los datos más importantes de cada una de las ocho provincias andaluzas. Hoy veremos la provincia de Jaén.

JAÉN

Plateado

Capital del Santo Reino,

ciudad de la Santa Faz,

reliquia de un Cristo

auténtico guardada en tu Catedral.

Junto a Jesús “El Abuelo”

al que adora la ciudad

pues bendice desde el cielo

con su infinita bondad.

Desde la Edad de la Piedra

Cuevas del Caño Quebrado,

hay vestigios en sus sierras

que los tiempos no han borrado

de un acueducto los restos

de la época romana

nos ponen de manifiesto

Jaén, Auringis se llama.

De Tetis mosaico y estatuas

en su Museo principal

esta ciudad es guardiana

hasta época actual.

Con los árabes Giyen

se llamaba la ciudad

en ella instaló su harén

el magnífico Alhamar.

Hasta que llegan soldados

de nuestro rey San Fernando

que estas tierras paso a paso

al árabe va ganando.

Al norte, Sierra Morena,

este, Cazorla y Segura

y las Villas, Mágina entera

por el sur es otra altura.

Valle del Guadalquivir

es su límieta al oeste,

el río aquí va a fluir

para regar con sus fuentes.

Baeza, Andújar, Linares,

Carolina, Martos y Úbeda,

ciudades monumentales

que merecen nuestra búsqueda.

En este hermoso olivar

cortijo en Villacarrillo

o en Alcalá la Real

y almazaras de prestigio.

Algodón y cereal

se cultivan en sus campos

y también hay mineral,

en Bailén saben sacarlo.

Y en Carolina y Linares,

minas de plomo encontramos.

Hay olivos y pinares

y entre su fauna, venados

y jabalíes y corzos

bastantes buitres leonados

y del pescador el gozo:

truchas, lucios, bagas, barbos.

Ciudades de nobles piedras

que aquí nos dan testimonio

al visitar estas tierras

de su rico patrimonio.

Veremos su Catedral

Castillo Santa Catalina

dominando la ciudad

desde su bella colina.

Su museo provincial

Iglesia de la Magdalena

acervo monumenta

que esta provincia almacena.

De Alí se llaman los baños

y del Cadiato la casa

y murallas que hace años

los árabes nos traspasan.

Junto a la Puerta del Ángel

Convento de las Bernadas

y Torreón de los condes

de la casa de Torralba.

Cuna de grandes batallas

en las Navas de Tolosa

al árabe se avasalla

tras una lucha penosa.

Y en los campos de Bailén,

Castaños vence a Dupont,

vino a luchar el francés,

orden de Napoleón.

Úbeda renacentista,

Iglesia del Salvador

allí gozará el que asista

para rezar al Señor.

Los alcázares reales

también su casa mudéjar

y el encanto de sus calles

y el sabor de negras rejas.

Baeza, ciudad ejemplar

dice de Europa el Consejo,

antigua universidad

sabor romántico y viejo.

Palacio de Jabalquinto,

románico Santa Cruz

son singulares recintos

de belleza y esplendor.

No nos debemos marchar

sin efectuar visita

a mudéjar Catedral

que antes fuera gran mezquita.

De Linares las ruinas

de Cástulo y su museo

cuando la tarde declina

son un hermoso paseo.

Fernando IV emplazado

en Martos asesinó

a los Carvajar hermanos

que en su plaza despeñó.

Los alcornoques y encinas

quejiga, madroño, mirto,

están entre sus colinas

entre hojas de lentisco.

Jotas, toreras, fandangos,

parrandas y seguidillas

en sus fiestas escuchamos

con ingeniosas letrillas.

Malagueñas y boleros

también sus gentes las cantan

y en las noches de luceros

hasta las estrellas bailan.

Vía: huevo de chocolate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here