Los lápices digitales, nuevos aliados en la educación

El avance de la tecnología ha afectado a muchos aspectos de nuestra sociedad, incluyendo la educación. Cada vez es más habitual encontrarse aulas digitales donde se dispone de varios dispositivos electrónicos que se utilizan para impartir las diferentes materias. Esta digitalización ha provocado una dependencia del uso del teclado, pero estos elementos tienen importantes limitaciones para captar la amplitud y profundidad de las comunicaciones. Además, en la mayoría de las aulas, los educadores y alumnos necesitan combinar textos, símbolos, números y dibujos para explicar las materias.

Debido a esto, son muchos los profesionales que destacan la importancia de fomentar la escritura a mano para conseguir una actividad cerebral más propia para el aprendizaje. Según una encuesta realizada por Wacom, más de la mitad del profesorado aseguran que la escritura es muy importante para que los alumnos aprendan.

Ventajas de la escritura a mano

Son muchas las ventajas que ofrece la escritura a mano a la educación. Veamos a continuación algunas de las más importantes que nos han detallado desde la empresa Wacom.

Mejora la comprensión y la organización mental

Un estudio realizado por la Universidad de California y la Universidad de Princeton (2014) demostró que los estudiantes que tomaban notas a mano desarrollaban mejor las cuestiones conceptuales que los estudiantes que escribían en un teclado. En el mismo estudio, concluyen que escribir a lápiz permite una mejor organización mental de la lección. Por su lado, el teclado nos permite escribir más rápido y editar fácilmente nuestros apuntes o compartirlos digitalmente con otros.

«Las herramientas digitales ofrecen grandes ventajas, como la facilidad para editar, multiplicar, almacenar y compartir. Esto posibilita el diseño de cursos atractivos y permite un mayor acceso a los contenidos educativos y a la información. Pero el lápiz se ha utilizado en la educación para enseñar y aprender durante siglos y hay algunos métodos analógicos relacionados con él que no deberían perderse. Por ejemplo, la escritura a mano. Aunque pueda parecer que utilizar un lápiz y un papel para tomar apuntes es algo anticuado y fácilmente sustituible por un teclado, lo cierto es que cada vez hay más pruebas de que escribir a mano es más eficaz que el teclado del ordenador para retener la información en la memoria. Por suerte, ahora disponemos de herramientas que nos permiten combinar las ventajas de lo digital con el poder del lápiz y la escritura a mano”, afirma Faik Karaoglu, vicepresidente ejecutivo de Branded Business en Wacom.

Mejora la concentración y la memorización

El uso del lápiz mejora la capacidad de concentración y de atención hacia lo que se está estudiando. El ojo se centra en lo que se está escribiendo y evita posibles distracciones. Además, el uso del lápiz nos permite conectar visualmente y sacar conclusiones. Ayuda a centrar nuestra atención y añade una memoria visual a lo que estamos estudiando. La relación entre el cerebro, el ojo y la mano nos permite estar concentrados en una sola actividad. En otras palabras, mantiene nuestro cerebro ocupado, lo que ayuda a enfocarse únicamente en el momento presente.

También te puede interesar:
XV Edición de los Premios María Moliner de Animación a la lectura

Impulsa la creatividad en entornos reales y virtuales

Escribir y dibujar con un lápiz es una de las mejores formas de expresión. Anotar ideas o pensamientos nos permite reflejar todo lo que tenemos en nuestra mente. Además, anotar las ideas u objetivos en un papel nos puede ayudar a conseguir metas y a ser más constantes.  Si a esto le añadimos las investigaciones que demuestran que utilizar un ordenador para tomar notas crea barreras psicológicas que impiden el flujo de ideas, especialmente en momentos de colaboración en equipo, parece bastante claro que optar por el lápiz es una forma segura de aumentar la productividad y despertar nuestra mente creativa.

 Permite el intercambio y las relaciones interpersonales online y en clase.

Escribir a mano permite utilizar una combinación de texto, símbolos, números y dibujos para explicar ideas, demostrar la comprensión y resolver problemas. Alberto Martínez, Director Académico del campus de Madrid de ESCP Business School comenta: «El uso de los dispositivos con lápiz Wacom ha sido fundamental para nuestros profesores a la hora de impartir clases online o híbridas, ya que permite a los alumnos ver a distancia lo que se escribe o proyecta en clase. Pero, más allá de la enseñanza híbrida, es muy interesante poder integrarlo con el uso de otras herramientas, por ejemplo Power Point. De este modo, el profesor puede escribir en las diapositivas y hacer hincapié en determinados conceptos, por lo que aporta una dimensión adicional de interactividad a la enseñanza. Creo que estas herramientas han sido esenciales durante la pandemia, pero van a seguir siendo un elemento fundamental en las aulas, porque se ha demostrado que es clave para mantener el nivel de interacción de los alumnos.»

Tecnología y educación: ¿desaparecerá la escritura «a mano» con la digitalización?

Uno de los temores de la implantación de la tecnología es el abandono de la escritura a mano. Según la última encuesta a profesores realizada por Wacom, durante la pandemia los alumnos hacían mayoritariamente sus deberes y tareas escribiendo en sus ordenadores, a partir de documentos online proporcionados por la escuela (73%), aunque también lo hacían con papel y boli, y luego las enviaban para su corrección online (46%). Además, más de un tercio (35%) de los encuestados afirma haber utilizado un lápiz digital.

Las tabletas con lápices digitales ayudan a combinar las ventajas de la digitalización de los apuntes, como poder editarlos infinitamente o acceder a ellos desde cualquier lugar, con los beneficios de la escritura a mano. Para los alumnos, se convierte en una herramienta esencial a la hora de hacer esquemas, subrayar puntos clave de la lección o practicar ejercicios matemáticos sin la limitación del teclado. Muchos profesores han incluido el lápiz digital en sus clases, lo que les permite utilizarlo como una pizarra digital para mostrar los conceptos a todos los alumnos, independientemente de que estén dentro o fuera del aula.

Ir arriba