Las ventajas de aprender inglés en línea con profesores nativos

Cuando queremos aprender un nuevo idioma, por lo general valoramos las opciones típicas: cursos de idiomas, una academia, clases particulares… Pero lo cierto es que las vías de comunicación actuales nos han abierto una nueva posibilidad: la de encontrar profesores en línea en plataformas como Superprof. Esto nos permite tener muchas más opciones a la hora de elegir un maestro, es más fácil encontrar nativos y además evitamos el riesgo que implican las clases presenciales en estos momentos. Si aún te preguntas si esta opción es realmente efectiva, te contamos en qué consiste la enseñanza de idiomas en línea y cuáles son las ventajas de aprender inglés con un profesor nativo.

profesores nativos

Encuentra una gran oferta de profesores nativos

Aprender inglés con un profesor nativo suele ser lo más recomendable, puesto que tienen un mayor dominio de la lengua. Cuando nos limitamos a buscar profesores en nuestra zona, las posibilidades de encontrar nativos se reducen. Sin embargo, aunque hablemos de nativos, ten en cuenta que no todo vale: no una persona por ser nativa de un lugar va a saber enseñarte su lengua, por lo que debe ser un profesional formado y con experiencia.

La principal ventaja de internet es que la oferta es muy amplia, así como el rango de precios. Lo más sencillo es buscar profesores en la plataforma de Superprof, valorar el precio de las clases y leer las opiniones de otros estudiantes para encontrar a tu profesor ideal.

Flexibilidad de horario

Sin duda, una de las grandes ventajas de las clases en línea es la enorme flexibilidad para elegir horario. Encontrar clases presenciales puede ser un problema si trabajas a turnos o tus horarios cambian según tus responsabilidades laborales y familiares. Muchos estudiantes acaban abandonando el curso o faltando a demasiadas clases, lo que hace muy difícil seguir con el ritmo de las mismas. Las clases particulares en línea te permiten programarlas pocos días antes, para cualquier momento del día y según el ritmo que lleves esa semana. Tan solo necesitas comprobar la disponibilidad del profesor.

Estudia inglés sin moverte de casa

En los últimos meses, la pandemia nos ha obligado a adaptarnos a salir de casa solo para lo imprescindible. En muchos casos, las clases presenciales se han cancelado y no se sabe cuándo se retomarán. Y aquellas que continúan presencialmente suponen un riesgo que es preferible evitar. Estudiar un idioma desde casa es perfectamente posible y la opción más cómoda, ya que no tenemos que perder tiempo en desplazamientos o utilizar el transporte público. Esto conlleva menos gastos y más tiempo disponible para hacer otras cosas. Incluso te permite continuar aprendiendo si viajas mucho por trabajo, puesto que puedes continuar con las clases siempre que tengas acceso a un ordenador y a una conexión a internet.

El plan de estudios se adapta a ti

De manera general, las clases particulares ofrecen la posibilidad de que el profesor se adapte totalmente a tu ritmo de aprendizaje y a tus expectativas. Tú mismo puedes marcar la evolución de los contenidos y enfocarte en aquello que más te interese aprender. También es posible elegir si quieres preparar un examen oficial, si necesitas inglés para negocios o con fines específicos, etc. Las posibilidades son múltiples y solo necesitas mantener una buena comunicación con el profesor.

Con las clases en línea es muy fácil encontrar lecciones individuales, pero si eres de los que prefieren aprender con dinámicas de grupo, también es posible encontrar profesores que ofrecen clases grupales o contratarlas tú mismo al ponerte de acuerdo con amigos.

Haces uso de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías traen consigo una infinidad de posibilidades que se pueden aplicar al mundo de la educación. Y es que, aunque ya están totalmente integradas en nuestras vidas, parece que en algunos ámbitos aún nos cuesta un poco visualizarlas. Además de las aplicaciones que utilices para dar la clase, puedes encontrar una enorme variedad de recursos para complementar tu aprendizaje. Es posible que tu profesor te facilite muchos de ellos, pero también tienes total libertad para encontrar actividades y material audiovisual (películas, series, juegos…) a golpe de clic, y a través de la pantalla de tu móvil, tablet u ordenador. Estas novedades hacen que la enseñanza de idiomas se reinvente y sea más interactivo y divertido aprender.

Participa activamente en clase

Cuando estamos en clases grupales grandes, es fácil caer en la dinámica de sentarnos al final de la clase y volvernos invisibles (adoptamos un papel pasivo). No significa que no estemos atendiendo, pero para aprender inglés hace falta practicarlo con frecuencia y no tener miedo a equivocarse. Las clases online son individuales o en grupos muy reducidos, lo que favorece que los estudiantes pierdan la vergüenza y se animen a participar de manera activa. Además, como los contenidos son personalizados, es mucho más fácil seguir el ritmo de la clase y que puedas desenvolverte para comunicarte con el profesor y los compañeros. ¡Es la forma más sencilla de mejorar tu inglés!

Aprovecha las clases de prueba gratuitas

Este último punto también representa un beneficio con respecto a los cursos presenciales, en los que casi siempre tendrás que pagar antes de probar si te gusta o no. La mayoría de los profesores de Superprof que dan cursos online permiten una clase de prueba sin costo alguno para que puedas probar si el servicio se ajusta a lo que estás buscando.

También te puede interesar:
Las mejores academias de inglés en Zaragoza - Opiniones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here