Es el título de un texto que he leído en una revista.

Pues sí, la televisión engorda, pero sólo en el caso de que se vea en un periodo de tiempo largo, dos o tres horas.

El estar sentados delante del televisor no nos da actividad física ninguna, e incluso podemos decir que incrementa las ganas de consumir dulces y comida rápida.

No podemos tener a los niños tanto tiempo delante de la televisión, ya sea viendo dibujos animados o jugando a algún videojuego. Hay alternativas como hacer deporte, salir a pasear, jugar a infinidad de cosas,…

Es una de las razones seguramente, por lo que está aumentando la obesidad infantil.Aquí en este punto entra la tarea de padres y educadores, para enseñar que estar sentado viendo la tele mucho tiempo , no es precisamente muy bueno,…

Dejar respuesta