La importancia de la lectura bilingüe para aprender un idioma

Le lectura sigue siendo un hábito mayoritario entre la población, especialmente entre los más jóvenes. Según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España, el 86% de los niños entre 6 y 9 años leen en su tiempo libre de forma frecuente. Además, el 20% suelen leer en inglés, y más del 43% lo hacen en dos o más lenguas.

Al sumergirse en las páginas de libros y textos en la lengua propia o en otros idiomas, los jóvenes no solo adquieren vocabulario nuevo, sino que también desarrollan habilidades lingüísticas sólidas y una profunda comprensión cultural. Este enfoque, avalado por la investigación pedagógica, está respaldado por The British School of Barcelona (BSB), colegio internacional de referencia, donde la lectura es un pilar fundamental en el aprendizaje de los estudiantes.

La lectura como pilar fundacional en la adquisición de la primera lengua

Desde BSB destacan que la lectura desempeña un papel fundamental en el proceso de adquisición del lenguaje: “Este comienza cuando son bebés y continúa hasta la adolescencia. Los beneficios de la lectura compartida e individual en los niveles de alfabetización de los niños incluyen la ampliación del vocabulario, las habilidades lingüísticas orales y la capacidad de comprensión”, explica Margaux Katona, profesora de Primaria en BSB.

Para fomentar el desarrollo de estas habilidades es importante que los niños estén inmersos, desde la infancia hasta la adolescencia, en una rica variedad de libros cuidadosamente seleccionados. Optar por textos de alta calidad, en función de las reglas de ortografía, puntuación y gramática que incorporan, así como integrarlos dentro del enfoque pedagógico, enseñando el vocabulario clave previamente y reforzándolo a través de ayudas visuales expuestas en el aula, son algunas de las recomendaciones de la experta.

Asimismo, convertir la lectura en una rutina placentera diaria facilita el proceso: «En todas las clases dedicamos al menos 20 minutos, 4 veces a la semana, en los que un adulto lee a los niños en voz alta, lo cual les ayuda a desarrollar su habilidad para leer con expresión y entonación. Al comienzo del día, durante el tiempo de ‘Entrena tu Cerebro’, incluimos actividades centradas en la lectura, entre las que se incluyen leer noticias de actualidad a través de la app First News», añade Margaux. Además, disponer de una biblioteca en el aula y reservar un tiempo para que los niños exploren los libros, los comenten y se los recomienden mutuamente es otra forma de enriquecer la experiencia de la lectura. En este sentido, explica la profesora, “la conversación alrededor de los libros está cuidadosamente estructurada y pautada”.

También te puede interesar:  Vuelve el Campamento de verano de Inglés de Obra Social Caja Madrid

La lectura como puente al multilingüismo

En un entorno internacional como el de BSB, la lectura se convierte en un puente hacia el dominio del idioma tanto para los hablantes nativos como para los alumnos de inglés como segunda lengua. Las prácticas pedagógicas de calidad garantizan que todos los niños se integren perfectamente en las experiencias de aprendizaje, mediante el trabajo en parejas y la disposición estratégica de los asientos para facilitar la inmersión lingüística. Las tareas de lectura se complementan con oportunidades de práctica oral, mientras que una variedad de materiales visuales, el entorno de aprendizaje, con pantallas de referencia rápida de las reglas gramaticales, y el acceso a libros en dos idiomas favorecen la adquisición de vocabulario nuevo.

“En BSB celebramos el multilingüismo. Por ejemplo, invitamos a los niños a traer libros escritos en su lengua materna. Llevamos a cabo un programa de aprendizaje de inglés como lengua adicional que está centrado en la comunicación y la comprensión orales con el objetivo de que los niños alcancen un nivel que les permita participar plenamente en las actividades orales y de lectura de toda la clase”, explica Margaux. A través de prácticas inclusivas y un entorno de apoyo, cada niño puede prosperar en su viaje de aprendizaje lingüístico.

Fomentar el amor por la lectura

En esencia, el proceso de adquisición del lenguaje se entrelaza con el placer de la lectura. Para fomentar este interés, es importante generar un discurso y un estilo de vida alrededor de los libros: Compartir opiniones, indagar sobre los géneros y temas que interesan a los niños, reservar un tiempo para la lectura en clase, modelar comportamientos de lectura, leer en pequeños grupos o individualmente, reforzar las sesiones de lectura con la participación de alumnos de mayor edad, son algunos de los recursos que ayudan a construir esa pasión por la lectura.

“En BSB, nos aseguramos de que haya una amplia gama de textos y de alta calidad que reflejen las necesidades y los intereses de los niños, y los animamos a leer. Celebramos la lectura otorgando puntos por el tiempo dedicado a leer en casa, y los niños tienen la oportunidad de compartir los libros que les gustan en nuestra asamblea semanal”, explica Margaux. Y añade: “Este año celebraremos la Semana del Libro, coincidiendo con la Diada de San Jordi, con la visita de autores, representaciones teatrales y una Feria del Libro.”

Últimos artículos