Muy a menudo, en nuestras aulas nos encontramos con alumnos/as con graves problemas de ortografía. Quizás el problema tenga algo que ver con una investigación básica incompleta y/o desenfocada, con la aludida rutina escolar y, por qué no admitirlo, una insuficiente preparación pedagógica por nuestra parte como maestros.

En esta noticia podrás obtener algunas orientaciones básicas sore qué hacer ante un alumno/a con dificultades en la ortografía. Esperamos que os sirvan de ayuda.

¿A qué llamamos disortografía?

A las dificultades en la utilización escrita de la lengua. Frecuentemen va unida a los retrasos del lenguaje oral, como síntoma de una dislexia no apreciada, resultante de una aprendizaje defectuoso o de un medio cultural desfavorable, como falta de atención o de lectura comprensiva.

Características

Se trata de mala ortografía que afecta la articulación del lenguaje. Son niños inteligentes que comenten distintos errores: sustitución de unas letras por otras, inversiones, omisiones, adiciones de letras, faltas sintácticas como uniones y separaciones incorrectas de sílabas, palabras,… Son niños que desconocen en mayor o menor grado la estructura gramaticas de la lengua por no haber aún automatizado la adquisición de la ortografía, lo cual dará lugar a un retraso considerable en la lectoescritura.

¿Cómo detectar los distintos errores disortográficos?

Es necesario realizar la corrección minuciosa de las producciones escritas del niño tales como: dictados, copia fiel de textos, copia de un texto con otro tipo de letra (pasar de imprenta a cursiva) y redacciones libres. Tras ellos, debemos registrar los distintos errores ortográficos para individualizarlos y proceder a la intervención.

En pocos días podrás encontrar una nueva noticia relacionada con la temática, donde se tratará qué se puede hacer con estos alumnos en el aula.

Vía: “Profe de Primaria nº6”

Dejar respuesta