Dentro de pocos días comienza un nuevo curso escolar y debemos afrontarlo con ilusión y optimismo. Os proponemos unas sencillas pautas para los más peques, las podéis leer y colocar en algún rincón del aula para que no se olvide durante todo el año.

  • Abramos las ventanas del aula y dejemos que entre el sol.
  • Pongamos las tristezas a un lado y generemos un rincón para los pensamientos positivos en nuestras mentes.
  • Propongámonos descubrir lo que “no” estamos haciendo y deberíamos hacer.

  • Mejoremos lo que estamos haciendo bien.
  • Vamos a sonreir mucho este año, vamos a reírnos mucho también. Porque reír sienta bien y la risa y la alegría son contagiosas.
  • Atesoremos los momentos gratos que compartimos con alguien especial.
  • Tengamos en cuenta que las obras más valiosas no se hacen de prisa, ni se terminan en poco tiempo.
  • Recordemos que el árbol al que no abarcan nuestros brazos comenzó siendo una pequeña semilla y un viaje de mil kilómetros empieza con un solo paso.
  • Comprometámo nos a bucear en nuestro interior para lograr un sano vínculo con nosotros mismos. Solo así podremos generar una relación enriquecedora y creativa con nuestro nuevo grupo de niñas y niños.
  • Afrontemos este nuevo año con buen humor, pensando menos en nosotros y un poco más en los demás, especialmente en los niños.
  • Intentemos rodearnos de gente emprendedora y tenaz, para que juntos podamos transformar los nubarrones del horizonte en un tibio sol lleno de esperanza.

Vía”Maestra de infantil nº 72″

Dejar respuesta