El sistema educativo español está en el ojo de la tormenta desde hace meses. Una de las más recientes controversias gira en torno a la calidad de los profesionales, y para hacerse a la idea de la magnitud de los descalabros que está ocasionando la crisis, basta decir que uno de los 10 mejores científicos destacados en 2014 quiso quedarse en España pero no fue aceptado.

Se trata de Sjors Scheres, actualmente un miembro de la prestigiosa Universidad de Cambridge. El científico quiso quedarse en España pero no consiguió ninguno de los contratos que otorga el estado.

Fuente:  Instrument
Fuente: Instrument

Los 10 mejores de Nature

La revista Nature realizó una lista con las 10 personalidades más destacadas de la ciencia en 2014 y una vez más el sistema educativo español, y sus responsables quedó en evidencia. No hay ningún científico español en la lista, y tampoco gente que trabaje en instituciones nacionales. Es más, una de las estrellas destacadas había intentando quedarse en el país a hacer sus investigaciones pero no fue apoyado.

Trabajó entre 2004 y 2010 en el centro Centro Nacional de Biotecnología del CSIC en Madrid. Allí empezó a trabajar en el campo que hoy le valió su mención, una revolución en técnicas macroscópicas para estudiar mecanismos de las células que hasta hoy eran imposibles de visualizar.

Hoy Scheres trabaja en la Universidad de Cambridge, una de las más prestigiosas del Reino Unido. Es el creador de un software especializado capaz de obtener imágenes de gran calidad a partir de la textura granulada que produce la crimioscopía electrónica. Estos avances podrían ayudar a entender más la formación del Alzheimer y en un futuro crear alguna defensa contra el deterioro neuronal.

De origen holandés, Scheres quiso quedarse a trabajar en España pero por las trabas burocráticas y las fallas en el sistema educativo español y en los segmentos científicos se desperdició a un gran talento que quería seguir en España.

1 Comentario

  1. No sé de qué nos extrañamos.. no hay dinero ni para nuestra propia Universidad, ¡va a haberlo para retener a las grandes mentes!

Dejar respuesta