Durante muchos años la Formación Profesional ha estado relegada a un segundo puesto en la educación superior, por debajo de la enseñanza universitaria, pero desde el Ministerior de Educación quieren terminar con este pensamiento social y darle a la FP el lugar que se merece en la educación de los españoles.

Esta es la conclusión, groso modo, que se extrae de la comparecencia del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, en el programa “Los desayunos de TVE” de la cadena pública. Gabilondo apuntó que el Pacto Educativo puede ser posible y sus posturas no son tan lejanas a las que se tienen en el PP, y entre todos los puntos de este pacto la Formación Profesional sería un punto clave para la negociación, ya que en la actualidad es una alternativa perfectamente “muy específica y muy cualificada”.

A pesar de ello hay que seguir mejorando, y se fija como ejemplo la oferta y planes de formación de otros países, como Alemania: “Si tuviésemos una FP así, en España habría 500.000 estudiantes más” de esta rama. La formación es decisiva “porque el trabajo se aprende haciéndolo”.

Además, la finalidad es que se puede pasar de la FP a la Universidad, y viceversa sin problemas, porque es muy difícil que una joven de 16 años sepa a ciencia cierta que quiere hacer de su vida. Por este motivo se debe tratar de diversificar y flexibilizar la oferta educativa aportando más opciones.

Al margen de la FP Gabilondo también apuntó hacia una formación generalizada de la población y apuntó a países como Noruega, con un 47 % de ciudadanos en procesos de formación. En su opinión, un camino para poder salir de la crisis es invertir en educación, en procesos de formación con los cuales los ciudadanos estén más capacitados para desarrollarse personal y laboralmente.

Para terminó el ministro habló de la educación como la “mejor política social, e inclusiva”.

Más información: Los desayunos de Tve

Dejar respuesta