El 60% de los niños recibe un móvil para que sus padres puedan localizarlos

Según un reciente estudio realizado por la empresa S2 Grupo, el 63% de las familias aseguran haber comprado un smartphone a sus hijos para poder tenerlos localizados. El problema de todo esto, es que este control solo se puede realizar si se tiene el consentimiento de sus hijos, ya que de otra forma, se estaría vulnerando derechos fundamentales de los más pequeños.

A pesar de que esta era uno de los motivos principales para la compra del teléfono, en el estudio también se puede observar como el 29% de los padres llevaron a cabo esa compra porque sus hijos tenían amigos que ya disponían de móvil. Sólo el 8% aseguran que la compra se debió como una forma de premiarlos.

Derechos de los menores

Por lo que se refiere al interés por ‘vigilar’ la ubicación de los más pequeños, desde S2 Grupo se ha señalado que los adultos han de tener en cuenta que sólo se puede hacer si se tiene el consentimiento de los hijos y hay que tener en cuenta que en este ámbito hay derechos fundamentales en los menores que no pueden verse vulnerados. Por lo tanto, esto debe ser un acuerdo entre padres e hijos. 

En relación a si es necesario o no gestionar el tiempo que los menores pasan conectados, el 76% han afirmado que administran el tiempo que sus hijos utilizan los dispositivos tecnológicos, frente al 24% que dejan que sean los propios jóvenes los que lo hagan.

Pautas ciberseguras para el móvil de los niños

Expertos de S2 Grupo han señalado que los niños y adolescentes son uno de los públicos de mayor vulnerabilidad en el uso de las redes sociales y, por eso, es fundamental compartir con ellos algunas pautas que les ayuden a que su uso de la tecnología sea ciberseguro:

1. Tienen que conocer y reconocer los principales tipos de acoso que existen en las redes sociales así como a proteger su identidad digital.- «Conocer el riesgo es clave para poder evitarlo y, por supuesto, no realizarlo. Los más pequeños deben saber que es el ciberacoso, el grooming, el ciberbullying, el sexting o el robo de identidad, por ejemplo», ha explicado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

También te puede interesar:  Certamen Universitario Arquímedes para universitarios

2. Es fundamental promover una comunicación abierta y honesta con los hijos acerca de su actividad en Internet, que se sientan cómodos al compartir dudas o cualquier inquietud en este entorno.- Expertos de S2 Grupo recomiendan hablar con ellos regularmente en un tono relajado y tranquilo y compartir experiencias propias.  

3. Utilizar herramientas de control parental.- «Debemos informarnos y conocer qué medidas de control parental podemos utilizar para acompañar a los menores en el uso de las nuevas tecnologías. Son muy útiles para establecer límites de tiempo, incluso cuando utilizan videojuegos, para supervisar su actividad, bloquear contenido inapropiado, restringir la opción de ‘comprar’ en las apps que utilizan, y determinar restricciones de privacidad, entre otras opciones», ha insistido José Rosell.

4. Marcar las reglas y monitorizar su actividad.- Desde S2 Grupo se ha explicado que igual que los niños tienen normas en otras áreas de sus vidas y los padres son conocedores de su actividad, en los entornos conectados debe hacerse lo mismo para que estén ciberseguros y naveguen de una forma responsable. Expertos de la compañía han resaltado que si bien hay que vigilar y educar, los padres han de saber que no se puede monitorizar ni revisar el terminal de los hijos sin su consentimiento.

Algunos consejos básicos pueden ser decirles que no deben compartir información personal, no publicar fotos o videos personales, no quedar en persona con nadie que hayan conocido en línea, y que sus perfiles de redes sociales sean privados. 

5. Por último, es aconsejable establecer límites de tiempo para el uso de internet y fomentar actividades fuera de línea para que haya un equilibrio.

Últimos artículos