Donald ha comprado una máquina para lavar perros, pero lo complicado en ponerla en marcha sin que nadie resulte herido.

Dejar respuesta