Consejos para aprender inglés durante las vacaciones

Las vacaciones son un momento ideal para el descanso y el relax, pero también para aprovechar el tiempo libre y volcarnos en aprender aquellas materias en las que tengamos más interés. Así, es una buena oportunidad para plantearnos como reto el adentrarnos en el aprendizaje de un nuevo idioma o consolidar lo ya aprendido a lo largo del curso.

No importa el nivel que tengamos, hoy en día cualquier persona puede ponerse al día o comprobar el nivel que se tiene gracias a clases de inglés online, además de muchos otros trucos y consejos para aprender inglés durante las vacaciones. ¡Toma nota y aprovecha tu tiempo libre aprendiendo inglés!

aprender ingles

Los mejores consejos para aprender inglés en verano

En esta lista hemos recogido los mejores consejos para aprender inglés en verano y no perder nivel o ponernos al día para septiembre. Entre las recomendaciones en las que coinciden muchos expertos destacamos:

  • Cuenta con un profesor particular. Si quieres seguir estudiando en verano, nada mejor que contactar con un profesional. En Superprof encontrarás una plataforma de profesores de inglés que dan clases online para que puedas estudiar y seguir aprendiendo estés donde estés.
  • Instala apps móviles diseñadas para aprender y practicar inglés. Este tipo de recursos nos permiten poder trabajar el idioma en cualquier sitio y momento y mientras estamos descansando.
  • Ve películas y series en inglés. Toma nota de todos aquellos títulos de films o series que deseas ver en versión original y aprovecha los días de verano para verlas con subtítulos y practica vocabulario y pronunciación. Puedes aprender y pasar un rato muy entretenido, además de contar con muchas opciones, desde herramientas gratuitas como Youtube o plataformas de pago. Uno de los trucos más efectivos es decidirse por películas o series de actores o actrices a los que se les entienda mejor. Así iremos entrenando el oído poco a poco.
  • Escucha podcast en inglés online y/o emisoras de radio en inglés. Una actividad que nos permite efectuar otras actividades mientras escuchamos.
  • Escucha música en inglés, especialmente tus canciones favoritas. Este recurso es muy útil y efectivo. Una canción es fácil de memorizar y puede ayudarnos tanto a consolidar estructuras gramaticales como vocabulario.
  • Chatea en inglés en foros y chats. Solo tienes que buscar un tema que te interese y comenzar una conversación en inglés como forma de adquirir fluidez y ampliar vocabulario de temas que te apasionan.
  • Juega online en inglés. Instala la versión de tus juegos favoritos en la versión inglesa para practicar y aprender y consolidar vocabulario.
  • Si tienes la posibilidad de viajar al extranjero, opta por destinos turísticos en los que puedas practicar tu inglés. La experiencia será muy efectiva para comprobar cuál es tu nivel real y tu seguridad y confianza a la hora de desenvolverte en otro idioma.
  • Postúlate como familia de acogida para tener un extranjero en casa en verano y practicar el idioma
  • Busca trabajo en el extranjero durante el verano. Te servirá para aprender el inglés más coloquial y de calle y que obligará a coger fluidez y ampliar vocabulario. Una experiencia única en todos los sentidos.
  • Apúntate a clases de conversación con extranjeros que residan en tu localidad. Una práctica que ofrecen academias o que también se puede anunciar o buscar en anuncios en cafés. También puedes optar por utilizar plataformas online de intercambio de idiomas como, por ejemplo, Meetup o Polyglot.
  • Cambia a inglés el idioma predeterminado de tus buscadores y programas informáticos que uses a diario.
  • Apúntate a un curso de verano en inglés en el extranjero o en tu país y aprovecha para aprender y practicar el idioma en todas aquellas actividades, eventos y experiencias que incluya.
También te puede interesar:
Aprender inglés en el extranjero

¿Por qué merece la pena estudiar inglés en verano?

Las vacaciones de verano nos brindan más horas de luz, más tiempo libre y esa sensación de afrontar nuevos retos de cara a retomar el ritmo de estudio o trabajo en septiembre mucho mejor preparados y con fuerzas renovadas.

Y es que, además, aprender en verano, especialmente idiomas como inglés, no tiene por qué ser aburrido ni una pérdida de tiempo. Hay que tener presente que uno de los principales obstáculos cuando se aprende inglés son los parones. Esos momentos en los que no se practica el idioma y, al retomar las clases comprobamos que hemos perdido fluidez o vocabulario.

Un largo verano sin practicar inglés, sin escribir, conversar o leer en ese idioma, puede suponer un bajón y pillarnos luego a desmano a la hora de volver a incorporarnos a las clases o al trabajo.

Ir arriba