Una hormiguita y un ratón

se casaron anteayer.

¿Dónde fue? Yo no sé.

¡Hay qué bien, qué ilusión!

¡Que viva la hormiga,

que viva el ratón!

Ella es buena y muy hermosa,

y él es muy trabajador,

¡Hay qué bien, qué ilusión!

¡Que viva la hormiga,

que viva el ratón!

Dejar respuesta