Los avances tecnológicos y comunicacionales obligan a la escuela a preparar alumnos que sean partícipes activos de un mundo cada vez más internacional, multicultural y multibilingüe.

Enseñarles a los niños otra lengua para que se puedan comunicar con más personas,  valorar otras culturas y comunicar con más personas, valorar otras culturas y entender más tecnologías es brindarles una herramienta sumamente eficaz para su desarrollo personal. Además de enriquecerles su capacidad comunicativa general.

Cabe destacar que hablar más de un idioma logra que los niños desarrollen diferentes habilidades, competencias y destrezas que hacen que puedan adquirir otras formas de pensamiento muy necesarias para vivir en un mundo tan globalizado como éste. La Unión Europea trabaja para que sus habitantes tengan cada vez más conocimientos sobre otras lenguas comunitarias. Este es otro de los motivos por los cuales la escuela debe ser un lugar donde se aprendan estrategias comunicacionales y destrezas discursivas basadas en la lengua extranjera.

Según la Ley Orgánica 2/2006 la enseñanza de la lengua extranjera busca “formar personas que puedan utilizarlas para comprender, hablar y conversar, leer y escribir”.

Para poder cumplir con este objetivo que la ley plantea es muy importante apoyarse en la lengua que los niños y niñas ya conocen y manejan para luego ir avanzando. Trabajando de esta manera podrán ir construyendo, comprendiendo y participando en actos de comunicación en la lengua extranjera en diferentes ámbitos.

Según la misma ley “el eje del área de Lengua Extranjera, lo constituyen los procedimientos dirigidos a la consecución de una competencia comunicativa efectiva oral y escrita, en contextos sociales significativos que permita expresarse con progresiva eficacia y corrección y que abarque todos los usos y registros posibles”. El currículo del área que desarrolla esta ley ha tenido muy en cuenta las pautas que propone el Consejo de Europa en el Marco Común Europeo.

Existe en el Real Decreto 1513/2006, 7 de diciembre una disposición adicional que habla sobre las enseñanzas del sistema educativo español impartidas en lenguas extranjeras.

Publicado: Revista “”Maestra de Primaria nº17”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here