subtítulos2El inglés o el francés son dos idiomas que comenzamos a estudiar bien pequeños en el colegio. Tradicionalmente, es el inglés el que antes comienza a estudiarse, pero el francés se presenta también a edades cada vez más tempranas, incluso hay algunos colegios que también enseñan alemán.

Bien por el desinterés que nos supone estudiar un idioma adicional (o dos) o por la dificultad, lo cierto es que son asignaturas que se suelen “atragantar” a los estudiantes curso tras curso. Sin embargo hay formas más amenas de aprender, quizá menos ortodoxas pero que harán que el oído se acostumbre y que el cerebro recuerde las construcciones de frase y verbos ¿cómo? Viendo cine o series en versión original o viendo la letra original y traducción de las canciones de artistas extranjeros.

En cuanto al cine y las series, según un reciente estudio del Instituto Max Planck de Psicolingüistica y la Universidad Radboud de Nimega (Países Bajos), que se publica en la revista “PLos ONE”, los subtítulos en inglés de una película filmada en este idioma pueden ayudar a aprender el lenguaje. Sin embargo, si los subtítulos se encuentran en el idioma propio podría resultar contraproducente para el aprendizaje.

Según las investigaciones realizadas, quienes escuchan otro idioma pueden adaptarse a un acento regional desconocido en esta lengua extranjera. Por ejemplo, los estudiantes holandeses objeto de estudio mostraron mejoras en su capacidad para reconocer el inglés escocés o australiano, después de una exposición de sólo 25 minutos a un vídeo.  En referencia al español, sería como distinguir el castellano de Burgos del castellano de Sevilla, por ejemplo.

Los subtítulos en inglés durante la exposición mejoraron su aprendizaje mientras que los subtítulos en holandés lo redujeron. Esto se explica porque cuando se escucha una palabra en el idioma original y se lee al mismo tiempo, asociamos el sonido con la palabra que hemos leído y aprendemos a identificarla. Sin embargo al ver la imagen con subtítulos en el idioma natal lo que hacemos el leer lo que dicen los personajes sin poner atención al idioma real.

Los investigadores también apunta a que estos descubrimientos tienen implicaciones educativas, ya que los subtítulos extranjeros parecen ayudar con la adaptación al lenguaje en adulto, por tanto podrían ser utilizados para mejorar las habilidades de escucha durante el aprendizaje de un segundo lenguaje. Además, los programas de subtítulos en lengua nativa deberían ser opcionales dado que se ha demostrado que interfieren con esta clase de lenguaje.

Vía: 20 minutos

Dejar respuesta