5 motivos por los que estudiar un buen MBA

Existen muchas opciones diferentes, y algunas tan relevantes y conocidas como el Executive MBA de la Cámara de Madrid, todas sin duda, acaban llevando al mismo camino: la preparación en el ámbito de la dirección o la administración de empresas. Muchos estudiantes deciden prolongar un poco más su formación tras la universidad estudiando un máster en este terreno, incluso profesionales ya consagrados deciden perfilar su currículum un poco más con esta preparación.

¿Por qué? Puede parecer que todo es fruto de una moda pasajera, pero la realidad es mucho más profunda e interesante que eso. Lo cierto es que este tipo de máster es muy prestigioso y con reconocimiento especial de parte de las empresas, es una popularidad acrecentada por la demanda que hay dentro del mercado laboral. Y también, porque son algo realmente útiles y suponen una transformación profunda en la ejecución de acciones de gestión en una empresa.

¿Por qué estudiar un MBA?

Aunque su fama esté ganando tanta fuerza en los últimos años, es normal que todavía haya escépticos que piensen que estudiar un MBA no tiene por qué ser el mejor camino a seguir. De hecho hay varios caminos según las inquietudes y circunstancias de cada persona, pero lo cierto es que prepararse en este ámbito es algo que otorga aptitudes que potencian el rumbo de cara al ámbito profesional. Es más, es una opción totalmente aconsejable, y así lo recomiendan los miles de titulados con un MBA, si quieres poder tener más probabilidades de ascender en tu empresa,llegar a ser directivo o incluso iniciar un proyecto empresarial y saber como desempeñar sus funciones adecuadamente, ya sea ocupando puestos de alta dirección o incluso dirigiendo tu propio negocio.

Pero eso es solo el comienzo, existen varias razones de peso por las que es aconsejable estudiar un Máster en Administración y Dirección de Empresas, y aquí vamos a ver las más importantes de todas. Si quieres saber cuáles son los principales motivos por los que es buena idea seguir perfilando tu carrera estudiando un MBA, presta atención.

Mejora de tu trayectoria profesional

El punto más importante por el que estudiar un MBA, y también la razón por la que se considera y elige la formación que brinda una institución como la Cámara de Madrid, es que se trata de un trampolín realmente importante para mejorar tu trayectoria profesional. Hablamos de una preparación específica, orientada a trabajar en puestos generalmente orientados a consejos administrativos o directivos.

Algo importante a la hora de delimitar el rango en el que trabajar, aunque también ideal para orientar tu carrera profesional hacia metas más ambiciosas. Con este tipo de máster, contarás con la formación perfecta y cualificada para poder ponerte al frente de un negocio en cualquier sector, o incluso para crear una empresa o modelo de negocio nuevo si es lo que deseas. Sin duda, un aspecto que refuerza tu trayectoria profesional y tu currículum para convertirte en un profesional con empleo asegurado.

Acercamiento a perfiles laborales más elevados

Como ya hemos mencionado anteriormente, la preparación que brindan los MBA de calidad está orientada a cubrir una serie de puestos en empresas bastante más elevados. Quienes se preparan con este tipo de formaciones tan especializadas y pulidas, pueden optar a puestos directivos en empresas, amén de consejos de las mismas para poder llevar su gestión y dirección de forma eficaz y orientada a obtener los mejores resultados.

También te puede interesar:
Mejora tu formación cursando un máster

Perfiles laborales que no suelen ser accesibles a todos por las elevadas exigencias que tienen. De hecho, esta propuesta formativa es necesaria incluso para los campos más técnicos. Dentro de la ingeniería, sin ir más lejos, contar con este tipo de preparación está siendo cada vez más demandado para acercarse a las empresas de estos sectores y/o escalar hacia cargos de responsabilidad o directivos.

Habilidades para la gestión de equipos

Por supuesto, para poder llevar una empresa a buen puerto es fundamental saber cómo liderar a un equipo de trabajo. En los másters de gestión y administración de empresas como el de la Cámara de Comercio de Madrid no solo se estudian casos prácticos y reales de empresas, situaciones que se deben afrontar cuando se está al frente de una o dentro de un puesto ligado a su organización, sino que también se enseñan técnicas para poder gestionar e influir de forma efectiva en el rendimiento de los equipos de la misma.

De hecho, conceptos de recursos humanos y de team building son tratados con especial hincapié por la relevancia que tienen. Un negocio siempre depende de todas las partes que lo componen, y tener un equipo bien coordinado y compenetrado es fundamental para que todo vaya viento en popa.

Mejor entendimiento del mercado

Volviendo a los puestos administrativos y a la dirección y gestión del negocio, otro aspecto importante para poder garantizar un buen sustento para este y que funcione adecuadamente es ser capaz de analizar cómo funciona el mercado. No solo eso, sino que también es fundamental detectar posibles tendencias o incluso vislumbrar oportunidades de negocio en el sector sobre el que se está observando.

Una habilidad que fomentan y perfilan especialmente los MBA. Forma parte de su programa de formación, dado que es un elemento esencial para poder realizar una buena dirección de una empresa. Prepararte en este sentido te ayudará a tener una mejor vista panorámica de los mercados y a saber analizarlos con facilidad y profundamente con las herramientas adecuadas.

Mayor capacidad estratégica

La última gran ventaja que vamos a señalar es una que se puede definir como la piedra angular del buen directivo o del buen empresario. Si antes hablábamos de ese «olfato» necesario para moverse por el mercado y saber hacia dónde orientar el negocio, ahora tenemos que hablar de la otra pieza que necesita, la capacidad para construir estrategias adecuadas que permitan conseguir o logar los objetivos de la compañia.

Algo que se aprende gracias a la aplicación de conceptos prácticos y el estudio de los casos vividos y afrontados por numerosas empresas anteriormente. Afrontar estas situaciones ayuda a ver cuáles son los mejores métodos a aplicar y, además, ayuda a perfilar de antemano las estrategias que mejor funcionan e implementar las acciones correctas a cada caso. En definitiva, hace que la capacidad estratégica mejore considerablemente con la comprensión del funcionamiento de los departamentos implicados en la actividad empresarial de una organización.

Todos estos son los motivos que están haciendo que haya más y más miradas volcadas sobre esta formación superior y especializada. Viendo las propuestas que hay en este campo, algunas con perfiles de profesores con amplia experiencia al frente de algunas de las empresas más importantes del mundo, razón por la que no sorprende que la demanda aumente.

Estudiar un MBA es una buena opción si apuntas alto, tienes determinación y empeño en diferenciarte como profesional. Sólo te queda tomar la decisión y dar el paso para que se produzca un cambio sustancial en tu situación laboral, y como consecuencia, en el nivel de satisfacción y realización personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here