Todos me pisan a mí,
pero yo no piso a nadie;
todos preguntan por mí,
yo no pregunto por nadie.

La calle

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here