El colegio siempre es un buen lugar para fomentar el gusto por la comida. No vamos a obligar en nuestros talleres a los niños a comer algo que no les guste, pero es muy importante que por lo menos lo pruben. Una de las formas de que prueben los alimentos es hacerlos ellos mismos. Siempre que los realicen ellos, les interesará más el probarlo. No se trata de enseñar a cocinar a los niños, si no de que ellos mismos, con la ayuda de loa mayores por supuesto, realicen algún plato para después comérselo, algo sano y que seguro les gustará. Lo más importante, han de empezar a cocinar con las manos bien limpias
Hoy propongo unas brochetas

Ingredientes: Queso, jamón york, chorizo, tomates cherrys y si quieren pepinillos

Utensilios: Palitos de brochetas, cuchillo sin punta

Elaboración: Cortamos en jamón york en taquitos cuadrados y lo mismo con el queso. Las rodajas de embutido las doblamos en cuatro partes. Pinchamos todo en los palitos de brochetas alternándolos con los cherry. Que ellos elijan la variedad de colores, que los alternen como más les guste

Posteriormente se comerán lo realizado en el aula. Una opción puede ser que el día que toque o que decidamos hacer el taller de cocina, no traigan nada de casa para comer a media mañana y comerse lo que ellos mismos han hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here