castillos de arenaEstaban los dos en la orilla del mar, en la arena clara, húmeda, buena para hacer castillos. Y eso estaban haciendo: un castillo de arena.
– Más alto, papi, más alto. Ponle también una torre cuadrada en el centro, y un puente levadizo hazle.

-Lo que tú quieras… si me ayudas.
El niño está de rodillas en la arena, volviéndose poco a poco más pequeño que su castillo.
– Pero yo no sé…
– Sí que sabes. A ver, ¿qué es esto?
El niño achica los ojos.
-Un soldadito haciendo guardia en la muralla.
– ¿Y esto?
– Una ventana.
– ¿Y qué se ve dentro de la ventana?
– La princesa del castillo.
El padre sonríe, sacudiéndose la arena de las manos.
– ¿Ves como sí puedes ayudar?

(Continúa….)

El resto del relato puedes encontrarlo en la publicaciones de su autor, Joel Franz Rosell:

Los cuentos del mago y el mago del cuento (Ediciones de la Torre, Madrid,1995)

– La canción del castillo de Arena (A. Fortiori Editorial, Bilbao, 2007)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here