Quién subiera tan alto
como la luna
para ver las estrellas
una por una,
y elegir entre todas
la más bonita
para alumbrar el cuarto
de la abuelita.

Tomás Allende

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here