Gatos constipados

Somos dos gatos,
Rosquito y Ros,
estamos malitos,
tenemos tos.

Tose Rosquito
y toso yo.
Y por la noche,
cuando dan las dos,
nos da la tos a los dos,
-a las dos-.

Sale la dueña
con un escobón,
nos echa a la calle
sin preocupación.

Sin leche caliente,
doy diente con diente,
sin lumbre ni manta,
el frío me espanta.

Nos tiembla el bigote,
nieve en el cogote.
-¡No lo entiendo!
-dijo Rosquito apenado-.

Hasta que se nos pase
el resfriado,
tenemos que dormir
en el tejado.

Tirita Rosquito.
Tirita Ros;
de ver a los gatos,
tirito yo.

Gloria Fuertes

Dejar respuesta