No todos los programas de televisión educativos ayudan al aprendizaje

El aprendizaje a través de la televisión y de otros medios interactivos ha estado sometido a debate en los últimos tiempos dada la cantidad de herramientas que han surgido y que pretenden aumentar las destrezas de los niños.  Ahora, según un reciente estudio realizado con niños, las herramientas educativas que utiliza la televisión no tienen repercusión en el aprendizaje.

El estudio se realizó con uno de los DVD de la serie Baby Einstein (de Disney), de la que os hablamos hace un tiempo en Educación 2.0 y que pretendía conseguir la estimulación emocional, física e intelectual de los niños a través de imágenes, música, arte, palabras sencillas y otros recursos. El capítulo elegido fue Baby WordsWorth, con el que los niños debían introducir en su vocabulario treinta nuevas palabras, todas objetos de uso cotidiano, como teléfono.

En él participaron cien niños de entre uno y dos años de edad, en pleno proceso de aprendizaje de palabras. La mitad de los padres recibieron un DVD de la serie y se los pusieron a sus hijos en quince ocasiones a lo largo de seis semanas. La otra mitad recibió instrucciones de continuar con su vida normal, prescindiendo en lo posible de la televisión.

Según los resultados, el DVD no logró en absoluto su objetivo, y sin embargo los niños que pasaron ese tiempo interactuando con padres y hermanos desarrollaron más su vocabulario. De hecho, cuanto más pequeño era el niño, peor resultó el uso de la televisión para su aprendizaje.

Pero estos resultados tienen una doble lectura, ya que según el estudio publicado en una revista pediátrica estadounidense, no todos los programas televisivos relacionados con el aprendizaje a través de la televisión son insatisfactorios, pero si hay algunos de ellos que realmente resultan infructuosos para los pequeños. Aún así, todo apunta a que no hay nada mejor como el juego y hablar con otros seres humanos para estimular la inteligencia y capacidades verbales de los niños.

Por ejemplo, hace unos meses fue noticia que Disney ofrecería a los padres la posibilidad de reembolsarles el dinero por la compra de los vídeos de la serie Baby Einstein, ya que numerosas quejas apuntaban a que no son educativos ni incrementan el intelecto de los bebés.

Por lo tanto, la conclusión que extraemos es que la televisión como herramienta de televisión puede ser útil, siempre y cuando se haga de una forma elaborada, planificada, con resultados comprobados, que entretenga y al mismo tiempo haga aprender al bebé o niño pero, sobre todo, siguiendo con la presencia de la familia y la interacción con el entorno implicada en la educación del bebé como pilar básico.

Y vosotros ¿qué pensáis sobre la televisión como herramienta educativa? Dejadnos vuestras opiniones.

Vía: 20 minutos

2 Comentarios

  1. En mi experiencia como padre, la TV si impacta, pero en interacción con padres. Jamás a solas.

  2. Excelente articulo. Ciertamente los principios para el empleo de la tv en educacion deben ser las contempladas en una planificación didáctica pertinente en consona relación con el contexto de desarrollo del niño.

Dejar respuesta