aulas-vaciasEl pasado curso más de medio centenar de carreras universitarias quedaron vacías con más del 40 % de las plazas nuevas que ofertaron. Algunas de ellas fueron filología Hebrea o Románica, con más del 80 % de plazas nuevas vacantes, y les siguen algunas ingenierías poco demandadas como Industria Textil, Geodésica o de los Materiales que rozan ese porcentaje. Estos son los datos que se extraen del informe sobre la oferta y la demanda en las facultades elaborado por la Secretaría del Estado de Universidades.

Haciendo un cómputo general de todas las plazas nuevas ofrecidas, quedaron sin cubrir el pasado curso 2007-2008 un total de 40.000 plazas, el 16 % de las 261.844 disponibles en primera matrícula en las 143 titulaciones oficiales, y todo esto a pesar de que se había reducido un 4,7 respecto al año anterior.

Estos datos hacen pensar que, con la entrada del nuevo Plan Bolonia desaparezcan las carreras menos rentables para el mercado, algo que niegan tanto el gobierno como los mercados.

Los motivos pueden ser varios, pero influye en este hecho el descenso del alumnado por motivo demográficos, sumado a la multiplicación de los campus por toda España, lo que provoca que muchas aulas queden vacías. La propuesta inicial es la de redistribuir la oferta: agrupar en menos facultades esas carreras con poca demanda, algo que en lo que ya estaban trabajando las universidades catalanas y la Generalitat.

Según el informe, con la disminución del número de plazas que se ofrecen, el sistema universitario está ganando en eficiencia, ya que se están reduciendo aquellas enseñanzas que apenas tenían demanda y que suponía un gran coste mantener abiertas.

Las carreras que si cubrieron su cupo de ofertas fueron Medicina, Farmacia, Veterinaria, Enfermería, Biotecnología, Arquitectura, Ingeniería Aeronáutica, Filología Vasca, Maestros de Infantil y Primaria, Periodismo y Psicología, entre otras.

Vía:  El País

Imagen: UPM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here