Un material muy divertido para los peques es la famosa plastilina, ¿quién no se ha divertido alguna vez con un trozo? pues proponemos una manualidad muy sencilla. Se necesitan los siguientes materiales: plastilina de colores (amarilla, blanca, verde y roja) y un lápiz.

La construcción de la maceta se llevará cabo de la siguiente manera:

1. Realizamos las diferentes piezas para la maceta:

– Platilina blanca: 6 pétalos.

– Amarilla: una pelota, que hará de centro de la flor.

– Verde: el tallo y una hoja.

– Roja: maceta.

2. Unimos los pétalos a la pelota amarilla.

3. Con el lápiz hacemos un agujero en la maceta para introducir el tallo.

4. Pegamos al tallo la hoja y la flor.

Dejar respuesta