Después de dar varias vueltas al asunto y las peticiones de asociaciones de padres de un Bachillerato más libre, finalmente el Gobierno y las comunidades autónomas han acordado que los alumnos de 1º de Bachillerato que suspendan este año tres o cuatro asignaturas no tendrán que repetir el curso entero, sino solo las que no hayan aprobado, si así lo deciden. La decisión dependerá de ellos mismos en caso de ser mayores de edad, o de sus padres en caso de ser menor. Así lo anunció la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, tras la Comisión General de Educación.

Otra opción es repetir el curso completo pero guardando las nota de las materias que ya habían aprobado. Por ejemplo, si en su segundo año suspenden alguna de ellas, se les conservará la nota aprobada del curso anterior. Lo mismo sucederá con la calificación,  si la primera vez se saca un notable y la segunda un aprobado, de forma que prevalezca la más elevada. Por último, los estudiantes que lo deseen tendrán la opción clásica, es decir repetir el curso completo sin guardar ninguna nota del año anterior.

Sin embargo, la viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Alicia Delibes, ha negado este lunes que se produjera acuerdo alguno, al menos por su parte manifestó el rechazo hacia un plan con tantas opciones abiertas y supeditado a la elección del alumno. En contraposición con esto, un portavoz del Ministerio de Educación respondió que había quedado muy claro para todos en la reunión que sí había acuerdo.

Por su parte el Ministerio de Educación ha defendido estas nuevas modalidades para disminuir las tasas de abandono escolar prematuro del 30%, el doble de la media de la UE, argumentando que no se trata de una etapa obligatoria y, por lo tanto se ha realizado una mezcla entre la repetición de la ESO y el sistema de la Universidad, donde el alumnos no tienen que volver a cursar una asignatura que ya haya aprobado.

Vía: El País

Dejar respuesta