La educación sostenible en las escuelas puede reducir hasta un 20% la generación residuos

Aprovechando la celebración de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, la empresa Roll’eat han puesto de manifiesto la importancia de invertir en concienciación medioambiental en los colegios, lo que podría llegar a reducir hasta un 20% los residuos generados en centros escolares.

Nos encontramos en una situación en la que el consumo irracional y el cambio climático son una gran amenaza. Y la realidad es esta, si no cambiamos nuestro estilo de vida con prácticas que protejan el ecosistema, estamos expuestos a sufrir graves consecuencias”, recuerda la CEO y fundadora de Roll’eat, Meritxell Hernández, quien pone el foco en involucrar a los más pequeños de la casa para mejorar los hábitos y comportamientos de las generaciones del futuro.

Escuelas + Sostenibles

Entre las diversas iniciativas y proyectos que Roll’Eat promueve para fomentar este cambio de mentalidad, destaca el programa «Escuelas + Sostenibles», impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona. Esta iniciativa tiene como objetivo educar en valores sostenibles y ha logrado la participación de 352 escuelas inscritas, con más de 400 que han formado parte de ella desde su creación hace dos décadas.

Dentro de este programa, Roll’Eat colabora desde hace 7 años proporcionando al ayuntamiento sus populares envoltorios reutilizables conocidos como «Boc’n’Roll», los cuales son distribuidos entre los estudiantes de las escuelas. Según Meritxell Hernández, esta práctica ayuda a eliminar por completo el uso de papel de aluminio, un material altamente contaminante que puede perdurar en el medio ambiente durante hasta 200 años.

También te puede interesar:  El declive de la educación en España

Según los datos extraídos a raíz de las evaluaciones que las propias escuelas facilitan, desde el inicio del programa en 2011, se ha constatado la gran mejora entre la evaluación de residuos generados al principio y al final del curso académico, reduciéndose cada año alrededor de un 20%.

En este sentido, el buen hacer de Roll’eat les ha permitido trabajar con más de 2.000 escuelas de toda España y también a nivel europeo en Bélgica, Francia y Holanda, además de distintas universidades.

Entre los últimos proyectos de concienciación medioambiental en las escuelas, Roll’eat ha trabajado con el Ayuntamiento de Rubí, en Barcelona, para repartir en 19 centros educativos 2.200 bolsas porta snacks “Snack’n’Go” personalizadas.

Un compromiso por crear un mundo más sostenible

Por otro lado, y demostrando su compromiso por la reducción de residuos, la empresa catalana también se ha involucrado en diferentes acciones de educación medioambiental, organizando tres ediciones del concurso escolar “Recreos sin residuos” que anima a las escuelas del país a diseñar un modelo de Boc’n’Roll original y creativo.

En lo que respecta a las administraciones públicas, a lo largo de su historia han trabajado con 300 ayuntamientos de España y unas 600 instituciones, entre las que destacan la Generalitat de Cataluña, el Gobierno de Navarra, el Govern d’Andorra, la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, la Diputación de València o la Diputación Foral de Gipuzkoa, entre otras.

Últimos artículos