La educación para el futuro

Llevo varíos días hablándoos sobre la educación de los niños, la importancia que tiene llevar una buena educación desde casa y sobre todo pensar en el niño que tenemos delante hoy para guiar la actuación educativa en torno a él y a sus necesidades en la actualidad porque es la única manera de que podamos educarles sin darnos cuenta para su futuro, porque el hoy sale del presente. Pero hoy he sentido la necesidad de daros algunos consejos para que esta educación se vea efectiva en vuestro día a día con vuestros hijos, para que potenciéis esa educación diaria de hoy para que su mañana sea mejor.

Antes de nada y esto va tanto para los padres como para los profesores a los niños se les debe dejar un absoluto protagonismo en sus aprendizajes, deben verse involucrados directamente en el proceso de enseñanza y aprendizaje para que por medio de la exploración pueda adquirir los conocimientos de forma real. En este proceso deberá reflexionar sobre lo aprendido para que él mismo sea capaz de descubrir cómo aprende y desarrolle su capacidad de aprender a aprender.

Para que esto ocurra el niño debe ser él mismo y seguir su propio ritmo de aprendizaje y desarrollo por esto, no debe sentir miedo ni vergüenza en expresarse y preguntar todo lo que necesite. Además el uso de las nuevas tecnologías hoy en día resulta primordial, así que con un buen control debes enseñarle a ser responsable en su uso y manejo.

nena flor

Por supuesto no puedo acabar el artículo sin mencionar la educación emocional tan importante en la vida de todos y por supuesto en la vida de los pequeños y por su felicidad, necesitan sentir y entender sus emociones y las de los demás para poder convertirse el día de mañana en adultos empáticos, pacientes, asertivos y sobre todo, tolerantes.  En este sentido educarle para conseguir retos es importante también, dejando que se encuentre con dificultades y vea que con esfuerzo y constancia es capaz de superar cualquier obstáculo que se encuentre por su camino. Esto le hará tener una buena autoestima que le aportará una gran confianza y seguridad para continuar desarrollándose.

Las habilidades sociales, la comprensión, la buena comunicación familiar, la escucha receptiva por parte de los padres y entorno próximo,  los hábitos saludables así como las rutinas también se vuelven imprescindibles.

Fotografía: blogs.elpais.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here