Este juego es un juego muy típico al que seguramente todos hemos jugado más de una vez, pero no sé por qué es una opción que a la hora de hacer algún juego en clase con los niños se nos suele olvidar. A los niños de cualquier edad les gusta, tanto a mayores como a pequeños, les resulta muy divertido.

El juego consiste en poner en un círculo tantas sillas como niños haya, menos una, siempre ha de faltar una. Se pondrá música y ellos deben ir bailando alrededor de las sillas. Cuando menos se lo esperen, el profesor apagará la música y ellos tendrán que ir a sentarse en una silla. El que se quede sin silla quedará eliminado del juego, pero tendrá que animar a sus compañeros, aplaudiéndoles, llamándolos, gritando su nombre, etc. Cada vez que se elimina a un niño, habrá que quitar una silla del círculo. El juego acabará cuando sólo quede una silla y dos participantes. Ganará el que consiga la silla. Les encantará.

Dejar respuesta