Este juego está dirigido a niños a partir de 10 años, ya que a esta edad son un poco más capaces de medir sus fuerzas. Se puede realizar en clase o en el patio con el fin de entretener a los niños.

El juego consiste en poner dos líneas paralelas en el suelo, bien con cuerdas o pintadas con tizas, entre ellas debe haber una buena separación. Se harán dos grupos con los niños, y cada uno de los grupos se pondrá detrás de una de las cuerdas. Se elegirá también un jugador para pasar por el medio. Éste irá con la mano en la boca imitando el zumbido de una mosca y tendrá que ir pasando por entre las dos cuerdas. Los demás tendrán que ir tocándole, con cuidado de que no les vea, porque si no se cambiarán los papeles. Si el moscardón ha dado tres vueltas por el pasillo sin ver a nadie que le toque, tendrá que correr hasta un punto determinado con anterioridad sin que los demás le cojan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here