El teléfono mágico es un juego perfecto para niños de más de 6 años aunque puede jugarse con niños de todas las edades de primaria perfectamente puesto que es estupendo para ayudar a los pequeños a desarrollar una comunicación adecuada y a aprender a ser asertivos con los demás (decir las cosas sin herir los sentimientos del otro). Desarrollar estas dos habilidades hará que el niño pueda tener unas mejores habilidades sociales, algo que le ayudará enormemente en su interacción con los iguales.

¿Qué necesitas?

Para jugar a este juego sólo necesitarás un teléfono de juguete (da igual que esté roto, que no tenga pilas o que sea un teléfono de hogar roto) y tarjetas escritas por  el adulto que contengan mensajes negativos que se quieren decir, por ejemplo: “esta mañana me tiraste leche encima, eres un torpe”, “no sabes contestar a mi pregunta, pareces tonto”, etc.

¿Cuál es la finalidad del juego?

Con este divertido y pedagógico juego se pretende transformar los mensajes negativos que hayan escritos en las tarjetas por otros más positivos pero que no cambien el significado de lo que se quiere transmitir. De esta manera los niños y niñas que jueguen comprobarán que hay muchas maneras de poder decir las cosas y utilizando bien las palabras se pueden transformar los mensajes para que no hagan daño a los demás y que además sean positivos.

telacfono-magico

¿Cómo se juega?

Antes de jugar hay que explicar a los niños que las personas empleamos las palabras y el lenguaje para poder comunicarnos pero a veces no nos damos cuenta de que las cosas se pueden decir de muchas maneras y algunas son mejor que otras porque no harán daño a nadie y podremos decir las cosas igual. Se les debe explicar que tenemos un teléfono mágico que nos ayudará a transformar los mensajes negativos en otros positivos.

Se les dará un ejemplo de mensaje negativo: “me has manchado de leche, qué torpe eres” y se cambiaría por otro positivo: “No sé si te has dado cuenta pero me has manchado de leche, ten más cuidado la próxima vez porque me ha molestado, gracias”.

Después de la explicación cada niño y niña cogerá una tarjeta y transformará el mensaje negativo en otro positivo con la ayuda del teléfono mágico y por último se hará una reflexión sobre los mensajes y los sentimientos que se reciben con cada uno de ellos y así apreciar qué tipo de mensajes son mejores.

Fuente: educayaprende.com

Fotografía: mercamania.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here