Golpe tras golpe,
clavo tras clavo,
eso es lo que yo hago.

El martillo

Dejar respuesta