Enseñar a los estudiantes con necesidades especiales puede ser complicado, suelen estar entusiasmados y predispuestos a aprender, pero tienen problemas para tener éxito. En muchas ocasiones se pueden distraer con facilidad debido, por ello hay que utilizar una serie de herramientas de aprendizaje y juegos especializados.

Fuente: psyciencia.com/
Fuente: psyciencia.com/

No obstante, en muchos casos no es necesario que se lleve en clases separadas, hoy hablaremos de cómo se puede llevar a cabo una clase inclusiva permitiendo a los niños con necesidades especiales aprender con compañeros de desarrollo típico de su propia edad en la misma clase, la idea es que los niños de todas las habilidades pueden aprender juntos.

Este modelo es cada vez más común, aunque si es cierto que este tipo de clases requiere muchas adaptaciones para acomodar las necesidades de sus niños, así como del personal cualificado, con la base y el soporte correcto.

¿Cómo se pueden materializar las clases inclusivas?

1.- Estableciendo un entorno adaptativo en la clase, como puede ser incluir sillas especiales, equipo sensorial, cajas de voz, visuales especiales para enseñar y comunicar,..

2.- Identificando las habilidades y necesidades de cada estudiante. Haciéndote una imagen del niño, puedes implementar un acercamiento de enseñanza que sea apropiado para sus necesidades y estilo de aprendizaje.

3.- Como profesor compartir los puntos fuertes y débiles del niño con el terapeuta, es decir, asistiendo en el desarrollo de un Plan Educativo Individual (PEI), en el que se establecen metas y especifican adaptaciones al niño.

4.- Teniendo un buen equipo de educadores, tanto profesores de educación general como especial.

5.- Dando un papel importante a la familia, ya que los padres son el mejor soporte educativo fuera de clase y así mantener la terapia.

6.- Que los niños participen en clase, creando una comunidad. De este modo, los niños con necesidades especiales pueden participar en las mismas actividades que sus compañeros de clase de desarrollo típico, lo que les sube la autoestima.

Estas son algunas de las recomendaciones que os dejamos, no obstante, hay muchos más métodos. Todo profesor con buena intención, con ganas de enseñar y con perseverancia, va a ayudar al niño con necesidades especiales a superar en todo lo que pueda sus barreras.

Dejar respuesta