Hoy vamos a poner ejemplos interesantes sobre ejercicios para dislalias, con el objetivo de mejorar la audición y el lenguaje. ¿Los conocías?

ejercicios para dislalias

La dislalia infantil es un trastorno del lenguaje que suele ser diagnosticado de forma sencilla en los más pequeños. De esta forma, cuando un niño que tiene más de 4 años pronuncia las palabras de forma errónea, sin lograr articular de forma correcta las sílabas, tanto su entorno familiar, como el educativo, lo notan fácilmente.

Se trata de un problema que resulta muy complicado de solucionar sin un tratamiento orientado y especializado en el tema. Por eso, hoy vamos a compartir algunos ejercicios para dislalias que pueden ayudar a mejorar la audición y el lenguaje.

Índice del artículo

Ejercicios para dislalias de respiración y soplos

  • En un vaso lleno de agua introducir una pajita para producir burbujas. Soplar con la pajita y producir burbujas. Tratar de hacer burbujas pequeñas y grandes.
  • Emitir sonidos fuertes y progresivamente más fuertes.
  • Colocar una mano delante de la boca para notar el aire al salir.
  • Introducir aire por la nariz, parar y luego expulsarlo por la boca despacio.
  • Introducir aire por uno de los orificios nasales, y luego expulsarlo por el otro.
  • Realizar inspiraciones alternativas por los dos orificios nasales.
  • Apagar unas velas que están encendidas.
  • Soplar muy fuerte como el lobo de los tres cerditos.
  • Soplar con un matasuegras o inflar un globo.
  • Tocar un silbato, flauta, armónica, etc.
  • Soplar para desplazar barquitos de papel sobre el agua.
  • Soplar un molinillo.

Ejercicios con la lengua

  • Sacar la lengua todo lo que pueda y volverla a introducir en la boca.
  • Sacar la lengua lo mínimo posible pero sin abrir la boca, de forma que solo asome la punta de la misma entre los labios, para luego retirarla y repetir el ejercicio.
  • Sacar la lengua todo lo que pueda y mantenerla en posición horizontal, moverla hacia arriba y hacia abajo.
  • Llevar la punta de la lengua de una comisura lingual a otra. Iniciar lentamente y aumentar progresivamente el ritmo. Aplicar las nociones de izquierda-derecha.
  • Realizar movimientos giratorios de la lengua hasta donde sea posible.
  • Realizar movimientos rápidos de entrada y salida de la lengua.
  • Realizar movimientos verticales de la lengua en el interior de la boca.
  • Pasar la punta de la lengua por los dientes incisivos superiores, con la boca abierta, de forma, que se describa un arco cada vez mayor.
  • Pasar la punta de la lengua por el centro del paladar. Hacer toques débiles y fuertes con el paladar.
  • Doblar la lengua hacia atrás y hacia arriba.
  • Arrastrar la punta de la lengua desde el interior del paladar hasta el exterior.

Ejercicios musicales

En hacerfamilia.com nos dan la clave de algunos ejercicios para dislalias relacionados con la música:

  • Las láminas sonorizadas, como las que propone por ejemplo la autora Natalia Velilla en sus Bits sonoros, son muy útiles para trabajar la identificación, y ofrecen a los niños la posibilidad de jugar a imitar y crear sonidos sobre las imágenes que ven.
  • Las ambulancias, trenes o helicópteros hacen que los niños trabajen la percepción de fuerte-suave, ya que suelen intentan imitar cuando éstos se acercan o alejan. También el sonido del elefante puede ser un buen ejercicio.
  • El estudio de las distintas posiciones de la lengua y los labios al producir un determinado sonido, muy útil para ejercitar la motricidad buco-facial.
  • Para mejorar la conciencia silábica, se puede utilizar la famosa “Una dola, tela catola” o la “Una vieja-ja, mató un gato-to“.
  • Para la memoria auditiva se pueden usar algunas canciones que no tienen sentido lingüístico (si están en otro idioma o tienen muchas onomatopeyas), pero son una extraordinaria herramienta para potenciar el recuerdo fonológico.
  • Para mejorar los fonemas dentro de las palabras, es muy útil utilizar la lista de Quilis, incrementando la percepción sensorial a través de los instrumentos. Ante dos palabras que sólo se diferencian en una letra podemos asociar una de las consonantes a un instrumento y las demás a otro, y así el niño debe tocar uno u otro en función del fonema que oiga, lo que le ayudará por otra parte a centrar completamente la atención.
  • Para la discriminación del acento de la palabra es percutir un instrumento en la sílaba tónica correspondiente, cuando se contraponen palabras que sólo se diferencian en su acentuación, como pueden ser esta-está o canto-cantó, etc.

Existen una gran cantidad de ejercicios para dislalias que pueden ayudar a los niños a mejorar en los distintos aspectos. Son muy comunes los ejercicios de respiración, de movimiento de la lengua y la boca, de tratar de realizar diferentes sonidos, ejercicios de mejillas y de labios, musicales, etc. Este es tan solo un listado de algunos de los ejercicios para dislalias más útiles que puedes encontrar. En la página gescolar.es puedes encontrar muchos más. ¿Has probado a realizar alguno de estos ejercicios con tus hijos?

Dejar respuesta