El organismo internacional para la educación y la cultura, Unesco, es uno de los más involucrados en lograr uno de los grandes Objetivos del Milenio, llevar la educación a todos. Y lógicamente como tal, sus estudios y resultados sobre la educación en el mundo, tienen gran valor para reconocer que, la educación está lejos de ser un logro para todos en todo lugar. Hoy nos enfocaremos en su informe de meses atrás, el estudio anual Educación para Todos, que evidencia la falta de formación completa de los jóvenes en España que les condena al paro.

España es un país desarrollado que sin embargo, sufre de una de las tasas de paro más altas, y que entre esos millones de parados, se encuentra una gran cantidad de jóvenes. Jóvenes que si recibieron educación pero que abandonaron antes de conseguir un título de Bachillerato o Formación Profesional. Y es esa falta de educación completa y título, lo que les impide acceder a oportunidades de empleo y que los suma a los altos índices de desempleo.

estudiantes

El país ha hecho grandes esfuerzos en llevar la educación a todo lugar y facilitar los medios para que la mayor cantidad de niños accedan a la misma, pero sus esfuerzos no logran retener en las aulas a los jóvenes, y es eso lo que también sitúa a España entre los países con mayor abandono escolar juvenil.  El paro desalienta a los jóvenes y les lleva a formarse una idea equivocada sobre el verdadero valor de la educación, lo que les sirve para justificarse de abandonar los estudios.

Y en un país con alta tasa de paro, donde surgen empleos que no requieren cualificación,  algunos jóvenes pueden pensar innecesaria la educación. Sin embargo, la realidad ha mostrado a algunos que ante la falta total de empleos, volver a la escuela y completar su educación, es la mejor manera de salir avante. La crisis económica ha hecho estragos en la educación, algunos abandonan por falta de recursos de las familias para pagar la educación de sus hijos, y otros consideran que la educación  es innecesaria, ante la vista de muchos estudiantes cualificados que no logran un empleo.

Hoy más que nunca, España debe empeñarse en motivar a los jóvenes a terminar la educación y obtener un título profesional o de bachillerato, mejorando el sistema educativo, incentivando a los mismos a valorizar la educación y haciéndoles ver que la mejor forma de reducir el paro y prosperar siempre será a través de la educación.

Imagen: Desde Santiago

Dejar respuesta