Descanso seguro y confortable para tus hijos con Kadolis

La importancia de un buen descanso para los niños no puede ser subestimada. El sueño adecuado es esencial para su crecimiento y desarrollo, así como para asegurar que puedan rendir al máximo en sus actividades diarias y en la escuela. En este artículo, discutiremos por qué el descanso infantil es tan crucial y cómo los padres y cuidadores pueden promover rutinas de sueño saludables.

¿Por qué es tan necesario fomentar un buen descanso infantil?

  • El sueño es fundamental para el desarrollo físico y mental de los niños. Mientras duermen, su cuerpo produce y libera hormonas del crecimiento que son necesarias para el desarrollo óseo y muscular. Además, el sueño adecuado permite a los niños recuperarse de la actividad física y mental que han realizado durante el día.
  • Asimismo, los beneficios de un buen descanso no se limitan solo al cuerpo. También es vital para el su desarrollo cognitivo. Durante el sueño, el cerebro procesa y consolida la información que han aprendido durante el día. Esto significa que un sueño insuficiente puede dificultar la capacidad de los pequeños para prestar atención, retener información y aprender nuevas habilidades.
  • Igualmente, tiene un impacto significativo en el bienestar emocional de los niños. Un descanso insuficiente puede hacer que los peques estén irritables, malhumorados y más propensos a experimentar cambios emocionales repentinos. También se ha demostrado que la falta de sueño está relacionada con problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad, en niños de todas las edades.
  • Sin olvidar que la falta de un buen descanso también puede afectar negativamente el rendimiento académico, dificultando la concentración, la memoria y la capacidad de resolución de problemas. Los niños que están privados de sueño también pueden tener dificultades para seguir instrucciones y ser menos participativos en el aula, provocando con ello un bajo rendimiento académico y una disminución general en la calidad de su aprendizaje.

Entonces, ¿cómo podemos asegurar que los niños obtengan un buen descanso? La clave es establecer rutinas de sueño saludables. Esto implica establecer horarios regulares de sueño, seguir una serie de pasos antes de acostarse que ayuden a los niños a relajarse y prepararse para dormir y crear un ambiente propicio.

Horarios regulares de sueño

Los niños se benefician de tener una hora de acostarse constante, incluso los fines de semana. Esto ayuda a regular su reloj interno y les permite obtener la cantidad adecuada de descanso cada noche. Resulta esencial definir un ritual antes de acostarse que incluya actividades relajantes, como leer un libro o tomar un baño caliente. Les calmará y les preparará para el sueño.

Prestar atención a la cantidad adecuada de sueño para cada edad

Como todos sabemos, los bebés y los niños pequeños necesitan dormir más que los niños en edad escolar. Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, los bebés de 4 a 12 meses deben dormir de 12 a 16 horas, incluidas las siestas. Los niños de 1 a 2 años necesitan de 11 a 14 horas de sueño, incluyendo la siesta también. Los niños en edad escolar (de 6 a 12 años) deben dormir de 9 a 12 horas, mientras que los adolescentes (de 13 a 18 años) necesitan de 8 a 10 horas de sueño.

También te puede interesar:  Mantener la privacidad durante las clases online

En cuanto al entorno

Es imprescindible asegurarse de que el ambiente de sueño sea cómodo y tranquilo. El dormitorio de los niños debe estar oscuro, fresco y silencioso. También es útil evitar la presencia de dispositivos electrónicos, como televisores o teléfonos móviles, ya que la luz azul emitida por estas pantallas puede interferir con la calidad del sueño. Sin olvidar, la importancia de contar con un buen equipo de descanso como el que puedes encontrar en

Kadolis, una plataforma segura y confiable que cuenta con una amplia trayectoria en el sector.

¿Qué tiene de especial Kadolis?

Kadolis es una marca comprometida  con la salud y el bienestar de las personas, así como con el cuidado del medio ambiente. Por ello, se enfoca en ofrecer productos de descanso de alta calidad, fabricados con materiales ecológicos y naturales.

La filosofía de Kadolis se basa en tres pilares fundamentales: calidad, ecología y salud.

  • En cuanto a la calidad, esta marca se preocupa por ofrecer productos que cumplan con los más altos estándares de calidad, garantizando así la durabilidad y la comodidad de sus productos.
  • Respecto a la ecología, Kadolis utiliza materiales naturales y ecológicos en la fabricación de sus productos. Por ejemplo, sus colchones están hechos de látex natural certificado por la norma Global Organic Latex Standard (GOLS), así como de fibras vegetales como el coco, el bambú y el algodón orgánico. Por otra parte, Kadolis utiliza procesos de fabricación respetuosos con el medio ambiente, minimizando el uso de productos químicos y reduciendo las emisiones de carbono, al mismo tiempo que se preocupa por la gestión responsable de los recursos naturales y el uso de materias primas renovables.
  • En lo referente a la salud,  Kadolis se asegura de que sus productos sean hipoalergénicos y libres de sustancias nocivas para la salud, como las que incluyen los productos químicos tóxicos utilizados en la industria de los colchones convencionales.

Como puedes observar después de lo hasta aquí escrito, Kadolis se dedica a fabricar productos saludables y respetuosos con el medio ambiente, asegurando la calidad y la seguridad para todos sus clientes.

¿A qué esperas para comprobarlo?

Últimos artículos