Estando una mariquita

bañandose en el mar

con un chico pirulo

que le enseñó a bailar

de tantas vueltas que daba

la barca se hundió

y la pobre mariquita

de un salto se salvó.

Dejar respuesta