El lorito loro

se ha puesto malito.

Al veterinario yo lo he de llevar

¡ay, ay, ay! le duele la garganta

¡ay, ay, ay! y no puede comer

punchin, punchin, le mando un jarabe

punchin, punchin, se pondrá bien.

Recopilación realizada por: Laura Tajuelo García-Navas

Dejar respuesta