Los padres estamos acostumbrados y más cuando los niños son pequeños a preguntar: ¿Qué tal ha ido el cole? Pero nos conformamos con un “bien” como respuesta porque pensamos que así todo está bien y si algo malo hubiera ocurrido nuestro hijo nos lo contaría. Pero ¿realmente estamos haciendo bien contentándonos con la respuesta de todo un día en una sola palabra? La respuesta obviamente, es que no. Por eso considero tan importante que como padre o madre se deba aprender a preguntar a los hijos qué tal ha ido el cole.

Cuando los niños son muy pequeños tampoco podrán expresar bien qué han hecho en el colegio porque les cuesta expresarse por lo que tendremos que esforzarnos en preguntarles cosas de fácil respuesta y sobre todo muy concretas. Pero también te invito que además de preguntarle a tu hijo (de cualquier edad) qué tal ha ido el cole o qué es lo que ha hecho en clase… le preguntes cómo se ha sentido, si le ha gustado lo que ha hecho y cómo se siente después de ese día.

¿Por qué? Porque para aprender a preguntar a los hijos sobre cómo le ha ido en la escuela también es apropiado centrarnos en sus emociones y en sus sentimientos que resultan igual o más de importante que saber qué es lo que ha realizado académicamente.

padre e hijo
Fuente: gopixpic.com

Pero también resulta importante que cuando quieras preguntarle a tus hijos qué tal ha ido en el cole lo hagas en el momento más oportuno, es decir espera a que hayan descansado un poco de la escuela para que establezcan una buena comunicación contigo. Después préstales atención a todo lo que te digan con todos tus sentidos y sé comprensivo ante todo lo que te cuente.

Y por supuesto después de preguntarles si ves que se muestran reacios en ese momento, no insistas y espera a otro momento en el que le veas más receptivos.

Dejar respuesta