Soy un número, y no miento,
que tengo forma de asiento.

El cuatro

Dejar respuesta