Un convento bien cerrado,
sin campanas y sin torres
y muchas monjitas dentro
preparan dulces de flores.

La colmena

Dejar respuesta