Trabalenguas – María Chucena

María Chucena techaba su choza
y un techador que por allí pasaba le dijo:
– María Chucena, ¿techas tu choza
o techas la ajena?
– Ni techo mi choza ni techo la ajena,
que techo la choza de María Chucena.

También te puede interesar:
Trabalenguas - Confabulación
Ir arriba