Sol, solito,

caliéntame un poquito.

Para hoy, para mañana,

para toda la semana.

Llamaremos a la abuela,

para que toque las castañuelas,

llamaremos al pastos,

para que toque el tambor.

Y si no lo toca bien,

que le den

con el rabo de la sartén.

Dejar respuesta