Los molinos son una manualidad muy sencilla de hacer y un juguete con el que los niños pueden jugar y experimientar. Pueden soplarlo con todas sus fuerzas para hacerlo girar o salir a la calle y comprobar el viento que hace. Aquí tenemos unas sencillas intrucciones para hacerlos.

molinete

Necesitaremos:

– Cartulina

– Tijeras

– Lápiz de cera

– Regla

– Silicona

– 1 puntilla

– 1 varilla de madera

Paso a paso:

En primer lugar debemos recortar un cuadrado de cartulina de 20 x 20 cm, del color que nos apetezca. Con el lápiz de cera marcamos las diagonales del cuadrado con la ayuda de una regla, para que nos salgan totalmente rectos y las cortamos sin llegar al centro, nos quedamos a una distancia aproximada de 3 cm.

molinete2

Con la pistola de silicona pegamos las puntas que hemos recortado (si no tenemos silicona podemos intentarlo con pegamo fuerte). Ponemos una gota en el centro y doblamos las puntas para que queden todas unidas en el centro. Debemos doblar los cuatro puntos hacia el mismo lado, de lo contrario nuestro molinillo no girará adecuadamente.

En el centro del molinete debemos hacer un agujero que es por donde debemos pasar la puntilla. No debemos asegurar de que no sea tan pequeño porque de ser así el molinete no girará facilmente con el viento. Luego hay que fijar a la puntilla la varilla de madera para poder sostener el molinete. Lo pegamos con silicona para que quede firme y no se rompa al usarlo.

Ya está hecho nuestro molinete, así de sencillo.

Vía: Las manualidades

Dejar respuesta