Ayer, día 13 de diciembre, los estudiantes españoles salieron a la calle para manifestar su opinión hacian un plan que no les convence, ni el fondo ni en la forma. La manifestación fue secuenda por de 60 ciudades en todo el territorio español y en Madrid llegaron a ser 10.0000 estudiantes, según fuente policiales.

Su rechazo hacia el nuevo Espacio Europeo de Educación Superior les ha llevado a echarse la calle para que se escuche su voz. La desaparición de las carreras como las filologías, los máster no subvenionados por el estado y la defensa de la educación pública han sido algunas de las reclamaciones. Su lema ha sido “En defensa de la educación pública. Que la crisis la paguen los capitalistas”.

El portavos de la coordinadora de estudiantes madrileños, Javier Galán Blanco, manifestó las opiniones de todos los allí presentes en la que ha sido la segunda manifestación en lo que va de curso. Con el nuevo plan no todos los nuevos estudiantes podrán acceder a una formación de calidad y completa, pues muchos se tendrás que conformar con el grado de cuatro años, que no permite investigar, sólo el ejercicio profesional. “Crean obrero megacualificados, pero no intelectuales, que es para lo que se ha creado la universidad”.

Galán también a asegurado que el EEES también significa que la universidad pública comience a financierse por sí misma, a través de empresas privadas, por lo que se amenaza la existencia de carreras de letras que no interesarían, incluso algunas de ciencias.

El secretario general del Sindicato de Estudiantes, Juanjo López ha explicado que el plan europeo sólo recogerá títulos superiores “para aquellos que tengan 3.000 euros en el banco, los retengan y los puedan costear”.

Manifestaciones en el resto de España.

Vía: El País

Imagenes: Sindicato de Estudiantes

1 Comentario

  1. Yo sinceramente apoyo toda este revuelo que se ha montado alrededor del plan Bolonia. Como estudiante que soy me afecta directamente y estoy en total desacuerdo con dicho plan, pero me retuerce por dentro y me parece muy mal que colectivos comunistas y anarquistas se metan en asuntos que no les competen, además de que en la lucha contra El Plan, algunos grupos están claramente influenciados por estas posiciones políticas y adopten lemas y símbolos de esos pensamientos.

    Creo que con esto están dando una imagen de la sociendad estudiante un tanto pésima, ya que nos caracterizamos por una gran diversidad de pensamientos.

    Protestemos, pero hagámoslo con cabeza y sin intromisión de colectivos que sólo buscan captar la antención y probar suerte encontrando nuevos miembros

    Atentamente:

    Un estudiante indignado

Dejar respuesta