A principios de verano nos hacíamos eco de una noticia en la que la multinacional Toshiba y el colegio La Salle intentaban demostrar el aprendizaje en niños de 3 años a través de la tecnología. Hoy, dos meses depués podemos hablar de resultados y la conclusiones son las siguientes:

El uso de las Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) a la edad de tres años puede acelerar la capacidad de aprender, mejorar e incentivar el aprendizaje. 

Durante las pruebas realizadas desde el mes de julio, se ha demostrado que los niños que usaban tecnología realizaron cuatro veces más ejercicios y sus profesores redujeron a la mitad el tiempo de explicación y corrección. También mostraron una actitud “más entregada, motivada y atenta”, según explicó la directora de La Salle Bonanova, Mercé Parcerisas. Una educadora del mismo centro comentó que la tecnología permite a los niños trabajar muchas más experiencia de la misma temática. 

Con los datos recogidos y las experiencias de los profesionales el estudio concluye que las TIC hacen que los niños sean más “autónomos, atrevidos y curiosos”, debido a las posibilidades de exploración que ofrecen las tecnologías. 

La “educación tecnológica” ha mostrado un argumento a su favor en su eterno debate con la “educación tradicional”. Estaremos atentos a los siguientes movimientos. 

Vía: Europa Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here