Para los alumnos de segundo de bachillerato el mes de mayo es un mes casi fatal. Llegan los exámenes finales y en horizontes se vislumbra ya la selectividad, la temida selectividad. Todo es poco para prepararse y sacar la mejor nota posible para poder matricularse en la carrera elegida, mejor dicho, en el grado elegido.

Según leemos en la revista on-line de Eroski Consumer una de las maneras más eficaces de preparar las pruebas de acceso a la universidad es entrenar con los exámenes de convocatorios anteriores. Con esta práctica los estudiantes conocen el tipo de preguntas y ejercicios  más habituales a las que se enfrentarán y se adaptarán también a los tiempos límites de que disponen para cada una de ella.

Desde Internet se pueden descargar modelos de pruebas de otros años de diferentes materias y, además acceder a las respuestas de expertos en las materias.

A pocos días de la PAU (prueba de acceso a la universidad), como también se la llama, los centros educativos suelen utilizar los últimos días para hacer simulacros de examen, incluso puede ser que los exámenes finales e incluso los de todo el curso sigan este modelo.

Vía: Eroski Consumir

Dejar respuesta